lunes 06.07.2020
Música

«Los billonarios se han forrado en la pandemia»

El cantante publica ‘Posible’, un trabajo que le ha salido «introspectivo y personal»
Enrique Bunbury, que publica nuevo disco. JOSÉ GIRL
Enrique Bunbury, que publica nuevo disco. JOSÉ GIRL

Contradiciendo a los que piensan que va de ‘sobrao’, Bunbury califica sus resultados de «modestos» y confiesa: «Me gustaría tener el talento de muchos de mis compañeros de profesión». Enrique Ortiz de Landázuri Izarduy acaba de lanzar nuevo disco. Le ha salido «introspectivo y personal», con un puntito de decepción pero «abierto a la esperanza». Lo ha titulado Posible.

—Un título inconcreto en la era de la incertidumbre. ¿Casualidad o alineación planetaria?

—Era difícil de adivinar la distopía que nos está tocando vivir. Así que el título adquiere nuevos significados en estos tiempos. Pretendo reflexionar sobre las distintas versiones de uno mismo que dejamos pasar.

—¿Dónde vive este momento histórico e histérico?

—En Los Angeles, en mi casa, intentando no leer ni escuchar mucha información, aislarme del pánico y concentrarme en lo que puedo controlar y disfrutar: mi familia, el arte, la cocina, el yoga...

—Creo que es alérgico al aburrimiento.

—Mi rutina apenas ha cambiado. Soy una persona que no sale mucho de casa. Me gusta leer, tocar el piano o la guitarra, escribir, pintar... Lo mismo que he hecho estas semanas. Eso sí, el humor ha sido variable. Unos días me levantaba con ilusión y otros con tristeza o rabia.

—En una canción habla de un estado permanente de emergencia. ¡Y la grabó en noviembre!

—Es que en estado permanente de emergencia vivimos todos los que nos dedicamos a una labor creativa. A veces, debemos poner la mirada donde los demás la retiran.

—«La salida es hacia dentro», advierte.

—Sí, en este viaje interior lo que más me ha sorprendido es que, a diferencia de casi toda mi discografía, hay menos preguntas y más certezas. Supongo que es una señal de que el tiempo pasa y que te vas conociendo y vas teniendo más claro cuál es tu lugar y cuál no.

—«Nunca te acerques demasiado al sol», aconseja. Lo dice una estrella del rock...

—Esa frase va dirigida a alguien que sólo tiene la valentía de decir lo que va a hacer, pero que nunca lo hace. Es común encontrarte con ese tipo de personas, proliferan mucho en redes. Tienen un código de moral muy estricto cara a los demás, pero en su vida rara vez actúan según esos mismos códigos.

—¿Por qué convicciones mataría en defensa propia, como usted mismo dice?

— Yo no soy quien piensa así. El protagonista de esa canción es muy estricto y rígido a la hora de defender sus ideas. Yo en cambio pienso que el diálogo está muy infravalorado. Veo a muchas personas con convicciones inquebrantables que escuchan muy poco al otro y que están, al parecer, muy poco dispuestos a la negociación y a buscar puntos de encuentro.

—¿Y quién va a pagar la factura final?

—La factura final de esta crisis la vamos a pagar las clases medias y bajas porque millones de personas perderán su trabajo y pasarán a la pobreza. He leído que los billonarios en USA han ganado 434 billones de dólares durante la pandemia. Buen negocio. También la pagarán los gobiernos que se están endeudando hasta las trancas y perderán independencia, mientras el Banco Europeo, el FMI y otras instituciones pasarán a dominar el gobierno global. Eso intuyo.

—Vive en el país de Trump. ¿Cómo ve su gestión?

—Aquí dejaron que los gobernadores de cada estado tomaran sus decisiones, pero hay que tener cuidado con seguir lo que dicen los medios porque se está politizando el virus. A mí la política me interesa muy poco. De política puedo afirmar con orgullo que lo ignoro todo. Es el hueso que nos lanzan a los perros para que nos entretengamos mordisqueando mientras las cosas realmente importantes pasan a nuestras espaldas.

— Usted que tantos hombres quiso ser, ¿quién diría que es?

— Cada vez tengo más claro que no soy ni mi profesión, ni mi país, ni el lugar donde vivo, ni mi lengua, ni mi cultura, ni mi raza... Ni siquiera mis aficiones.

«Los billonarios se han forrado en la pandemia»