lunes 26/10/20
Literatura

El brindis literario de Julio César Álvarez

El escritor leonés apuesta por tiempos brillantes en la creación

Cree en el talento colectivo provincial y en lo personal aventura una nueva novela «diferente»

Julio César Álvarez prepara nuevo libro además de ser parte activa de la escena cultural leonesa literaria y musical. HUGO ALONSO

Un psicólogo, escritor y apasionado de la música podría tender a los cuerpos pálidos y débiles. Pero a Julio César Álvarez (León, 1978), los términos malditistas le sirven para crear, investigar, aprender, y da la sensación de que la vida le gusta demasido como para perdérsela. Hace tiempo en este periódico, decía Dogo, el músico sevillano afincando en León, que «si lo has pasado mal, la etiqueta de maldito no la quieres ni ver». Álvarez, como escritor, sí escribió aquel brillante The Smiths. Pálidos y débiles. Y contaba cosas que no se sabían de Morrissey y los suyos. O se empapó de León para llegar a Mientras el mundo cae. 50 nombres de la nueva escena cultural leonesa (con Hugo Alonso como fotógrafo), libro que cumple 10 años. Quiere esto decir que camina por la ficción pero no le quita ojo a la realidad. Por eso, en estos meses pergeña nuevo libro, mientras simultáneamente no es ajeno a lo que pasa. Y sobre esas dos vertientes aventura nuevo libro y buenos tiempos. Si alguien busca al típico autor derrotista y melancólico, aquí no está.

«Me encuentro en una etapa diferente, de autodescubrimiento pausado y eso se refleja en cada línea», avanza de su nuevo libro. Y aunque haya cambios, los métodos permanecen: «Siempre he tenido preferencia por el silencio y la noche, cuando todo parece más inmóvil. Para mí existe una literatura puramente nocturna o diurna. Con el tiempo, mis ritmos han cambiado y voy disciplinando mis pasiones. Aunque aún echo de menos la intensidad de la madrugada», explica acerca del siempre interesante método de escritura de cada autor y que Julio César Álvarez en este caso comparte con el lector.

Cumpleaño

s Su ‘Mientras el mundo cae. 50 nombres de la nueva escena cultural leonesa’ cumple 10 años

Pero a lo individual Álvarez suma lo colectivo. Y se hace partícipe. Incluso, más: reivindicativo. Porque no duda en señalar que «la única forma de crecer y dar forma a una auténtica escena cultural es colaborando. Desde mi punto de vista, Galicia o Asturias han sabido transmitir mejor que nosotros esa idea de conjunto», asevera, y puede decirse que lo expresa casi como un serio aviso.

También deja la sensación de que le compensa ese esfuerzo de querer formar parte de lo colectivo aunque conlleve parte de cesión para que luego pueda ser beneficioso.

«Esa idea de conjunto se entiende que es un paso imprescindible para desarrollar y tener una voz que resuene fuera y beneficie a todas las partes. Si la cultura leonesa quiere estar a la altura del nuevo siglo, tendrá que convivir con lenguajes artísticos, sonidos musicales y estéticas de las que actualmente rehuye. Si perdemos ese tren, nos quedamos atrás», reafirma.

El brindis literario de Julio César Álvarez
Comentarios