martes 07.07.2020

El Cairo abre el palacio de las mil y una leyendas

El palacio del barón Empain, hoy convertido en museo. DL
El palacio del barón Empain, hoy convertido en museo. DL

Desde fuera parece un templo hindú y por dentro, una mansión parisina: es el Palacio del barón Empain, construido a principios del siglo XX en el recién nacido barrio de Heliópolis, en el noreste de la capital egipcia, y abandonado desde los años 50 hasta su apertura ayer al público como museo. No se explica cómo el llamativo palacio de color teja, formado por un edificio principal y una torre, adornado con elementos de la arquitectura jemer o camboyana, ha permanecido tanto tiempo cerrado y en decadencia, hasta que comenzó su restauración hace tres años.

En las pasadas décadas, a medida que los edificios modernos y la contaminación de El Cairo lo iban envolviendo, generó mucha admiración así como rumores de que estaba habitado por espíritus y otros seres. Lo cierto es que el edificio estaba infestado por aves y murciélagos, a los que tuvieron que expulsar los restauradores, que se encontraron en 2017 con una estructura bastante dañada a pesar de que el palacio tiene un esqueleto de hormigón, algo poco común cuando se construyó, entre 1907 y 1911. El director de Museos del Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, Momen Mohamed Ozman, explica a Efe que la rehabilitación no fue fácil debido a los problemas estructurales, además de restaurar los elementos históricos y mejorar sus instalaciones para convertirlo en un museo para el público. «La fachada y los elementos de adorno son como piezas de arte, hay que tratarlos con mucho cuidado», agrega.

El Cairo abre el palacio de las mil y una leyendas