jueves. 30.06.2022

Las alfombras de Nistal llegaron hasta el palacio parisino del duque de Windsor, el que fuera Eduardo VIII de Inglaterra antes de abdicar. Cuenta José Nistal que la adquisición se realizó a través de un diplomático astorgano, aunque desconoce su nombre. Concha Casado Lobato, la filóloga y etnógrafa leonesa que luchó por el patrimonio y los artesanos, quiso que el taller de los hermanos Nistal fuera salvado por las instituciones públicas como la joya que era. Pero ni siquiera logró que las instituciones leonesas, empezando por la Diputación, compraran una de sus alfombras. Si ayer hubiera podido leer el Boletín Oficial del Estado se hubiera puesto la mar de contenta. Y exigiría que el taller almacenado sea desempolvado y tomado en serio.

En casa del duque de Windsor
Comentarios