miércoles 22/9/21

Las catas en el Castro de los Judíos destapan las señales de las viviendas

La excavación ha sacado a la luz restos de cerámicas y huesos que ahora serán analizados
Imagen de las excavaciones en el solar del yacimiento. DL

Los trabajos en las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo por la Universidad de León (ULE) en el Castro de los Judíos de Puente Castro (León) concluirán este viernes para analizar en laboratorio las piezas de interés halladas.

La concejala de Acción y Promoción Cultural, Evelia Fernández, ha visitado las excavaciones, donde se están realizando unos trabajos que se han retomado tras su paralización desde 2005.

Fernández ha sido informada al pie de la excavación de los resultados provisionales por el codirector, Carlos Fernández; y por la profesora de Historia Medieval y codirectora de las excavaciones, Raquel Martínez Peñín. Un grupo de estudiantes universitarios en prácticas participan activamente en la excavación.

Las excavaciones se están llevando a buen ritmo y como resultados concretos, los arqueólogos han trabajado sobre estructuras de la Edad Media ya aparecidas en 2005 y que ahora se trata de concretar si son habitacionales o de otros usos. También se han encontrado restos de cerámicas y huesos, que deberán ser analizados en laboratorio.

¿Residencial?
Los arqueólogos han trabajado sobre estructuras de la Edad Media aparecidas en 2005

Para los responsables universitarios, la importancia de esta excavación reside en la reanudación de los trabajos, tras 16 años de paralización, y en la voluntad de que «este año sea el primero de otros muchos en los que se piensa seguir excavando y profundizando en lo que se considera unos de los yacimientos arqueológicos de castros judíos más importantes de Europa». Para ello, piden a las instituciones «mayor apoyo económico». El guante ha sido recogido por la concejala de Cultura, Evelia Fernández, que ha trasladado el compromiso del Ayuntamiento «para seguir apoyando estas campañas arqueológicas, de vital importancia para la identidad de un barrio tan histórico como Puente Castro».

Los arqueólogos consideran importante ampliar el yacimiento para seguir conociendo la trama urbana y vida cotidiana de estos hebreos. Raquel Martínez Peñín ha destacado que los restos de alimentación que han sido hallados en la excavación demuestran que la población que vivía en este castro era hebrea. Y es que seguían una alimentación ortodoxa en la que no existía el cerdo ni otros animales prohibidos. Hace 15 años, los análisis realizados por el profesor José Luis Avello destaparon que en este lugar vivían los ciudadanos hebreos más importantes del Reino y basaba esta afirmación no sólo en la población que el castro alcanzó (alrededor de mil personas), sino en el hecho de que la mayoría de los habitantes de este lugar recibían el tratamiento de Mar. Este título era utilizado tan sólo por aquellos judíos que habían alcanzado un grado de reconocimiento sobresaliente, no sólo entre la comunidad hebrea sino también entre la cristiana.

Las catas en el Castro de los Judíos destapan las señales de las viviendas
Comentarios