martes 22.10.2019
LA SITUACIÓN DEL PATRIMONIO

Los cazatesoros arrasan las ruinas de la iglesia románica de Manzanedo

Los saqueadores aceleran el deterioro del templo románico, incluido en la Lista Roja del Patrimonio
Los cazatesoros arrasan las  ruinas de la iglesia románica de Manzanedo

No sólo está en ruinas, sino que los cazatesoros la han arrasado. La iglesia de Manzanedo de Valdueza, a dieciséis kilómetros de Ponferrada, incluida en la Lista Roja de Hispania Nostra por su pésimo estado de conservación, ha sido saqueada. El investigador e ingeniero aeronáutico David Gustavo López ha sacado unas impactantes imágenes —que acompañan esta información— sobre los estragos que han provocado los depredadores, quienes han acelerado el riesgo de desplome del edificio de origen románico.

«Se han llevado lo que quedaba del retablo y otros objetos», asegura. Animados por una absurda leyenda, que habla de un tesoro enterrado, «han levantado la totalidad de las baldosas de pizarra del suelo de la iglesia. Cuentan que los curas que vivían en Villarino escondían sus monedas en vasijas debajo de las baldosas. Una fábula que se repite en más localidades», explica David Gustavo López. Desde hace dos años llueve en el interior de la iglesia a través de un enorme boquete abierto en la cabecera.

Monumento a la desidia

El inmueble, que depende del Obispado de Astorga, lleva décadas sin recibir ni un solo euro. Como consecuencia de ello, el pórtico está a punto de derrumbarse y con él se destruirá la portada románica. Las ménsulas y vigas de la techumbre, vencidas por la humedad, amenazan también con hundirse. Los retablos y las imágenes, incluida la titular, hace tiempo que desaparecieron.

El diagnóstico no puede ser más demoledor, fruto de la desidia y de décadas sin ejecutar ni una sola obra de mantenimiento. Sin una intervención urgente e integral, la iglesia, tras once siglos en pie, tiene los días contados. El aislamiento del templo berciano, ubicado a más de un kilómetro y medio de distancia del pequeño pueblo de Manzanedo de Valdueza —prácticamente deshabitado—, ha propiciado el vandalismo de una iglesia que aparece citada ya en el año 915 por San Genadio en su testamento.

El templo, que pudo erigirse sobre otro anterior, es de origen románico, un estilo que únicamente se aprecia en la portada. Consta de una cabecera cuadrangular y una sola nave, que se remata con una espadaña a la que se accede desde una escalera exterior, mientras que su acceso se recoge bajo un sencillo pórtico de madera. Por su composición y simpleza, está fechada en el siglo XIII. Milagrosamente, se ha salvado una de las dos campanas, de época tardogótica, con relieves e inscripciones típicos de ese período.

Los cazatesoros arrasan las ruinas de la iglesia románica de Manzanedo