lunes 1/3/21

El Cervantes, guardián de la memoria de Gil de Biedma

El Instituto Cervantes es ya guardián de la memoria de Jaime Gil de Biedma (Barcelona, 1929-1990). La Caja de las Letras de la institución acogió este viernes un «sobrio» legado del gran y «decente» poeta entregado por su familia y la agencia literaria de Carmen Balcells, a la que siempre se mantuvo fiel. En un acto íntimo debido a la pandemia y al temporal, quedó depositado en el arcón 1.602 de la cámara acorazada de la sede central de Cervantes hasta su apertura el 11 de enero de 2023.

Familiares del escritor, entre ellos su sobrina Inés García-Albi, y Carina Pons, de la agencia Balcells, depositaron en la Caja de las Letras su legado. Lo formaron una separata numerada de Para vivir aquí, del año 1958 y dedicada a una de sus hermanas; la primera plaquette de una obra del año 52 dedicada a su madre; una carta «muy graciosa» dirigida a otra hermana; y Diario del artista seriamente enfermo (1974), más una semblanza que hizo para Picasso en un libro homenaje al pintor, entre otros textos.

El Cervantes, guardián de la memoria de Gil de Biedma
Comentarios