miércoles 2/12/20

El cielo no quiso esperar

Jesús Marcos Valbuena, músico legendario leonés, promotor y organizador de eventos falleció ayer en León

Hace un año murió su mujer, Fabiola Andrés, de Los Chicos de Oro

jesús Marcos Valbuena, músico y reconocido promotor de conciertos y eventos, fallecido ayer en León. DL
jesús Marcos Valbuena, músico y reconocido promotor de conciertos y eventos, fallecido ayer en León. DL

A veces el cielo no quiere esperar porque necesita que sus estrellas más queridas brillen a su vera. Si el año pasado se lloró en León (mas tarde se hizo un emocionante homenaje) la pérdida de Fabiola Andrés, de la popular formación Los Chicos de Oro, ayer falleció su marido Jesús Marcos Valbuena, músico legendario leonés, promotor de orquestas, conciertos y organizador de eventos. Y padre de dos nombres también fundamentales de la escena leonesa como son Rut Marcos, una de las voces más espectaculares de León, también profesora y coach; y Jesús Marcos, referente del espectáculo al frente de artistas como Dani Martínez o Café Quijano, y, como su padre, batería, en este caso en el grupo leonés Be For You.

Así, con Jesús Marcos Valbuena se está ante un referente del sector musical, pero también padre de una saga.

La música de la provincia leonesa se tornó de esta manera de luto tras la muerte de quien no necesitaba presentación en el gremio, pero que también gozaba de inmensa popularidad y simpatía en la provincia y lugares colindantes. Más de uno reiteró: «Mi mejor amigo», lo que se traduce en su propia bondad. Y la tristeza es aún más grande, puesto que su fallecimiento se produce por el empeoramiento de una infección que arrastraba desde hace unos diez días pero que no hacía presagiar este fatal desenlace.

Un nombre marca
Creó hace 25 años lo que es el buque insignia familiar: Espectáculos Marcos Valbuena

Decir Marcos Valbuena es casi reseñar una marca. Una forma de hacer y un nombre propio como garantía. Y es también remitirse a la historia de las orquestas y el directo a partir de su figura tanto como músico como promotor. En él había un batería, pero también una cabeza privilegiada para intuir que el negocio iba camino de sentar las bases para crear eventos.

Tocó en Los Brumas, pero ya de aquella intuía que el negocio iría a más. Pasó por más formaciones, pero seguro que con un oído pueso en la canción y el otro en los papeles.

Porque, de esta manera, Jesús Marcos Valbuena representa el proceso de la profesionalización de un sector siempre presente en la sociedad pero que ha vivido fases de reinvención y adaptación a un mundo como el del espectáculo, en constante evolución y en donde las exigencias crecieron en los últimos tiempos. Y, por supuesto, en un contexto en el que muchas cosas se aprendían según se iban inventando.

Marcos Valbuena fue así uno de los pioneros que vivió el sector desde los tiempos heroicos, en los que las orquestas se apañaban para encontrar un lugar donde tocar, donde fuera, para llegar al momento que conecta con lo actual en donde las infraestructuras musicales requieren el máximo nivel de calidad y seguridad. Así, llegó a crear hace 25 años lo que es el buque insignia familiar: Espectáculos Marcos Valbuena. Familiar, en cuanto a origen, que no a gestión, puesto que avanzó hacia la atención a una demanda que abarca la organización de todo tipo de espectáculos, conciertos, fiestas, actos... Y sí familiar, porque hay esa saga que, no hay mejor homenaje, continuará.

El cielo no quiso esperar
Comentarios