martes. 31.01.2023
Imagen de archivo de una cola ante la taquilla de los multicines Odeón de Espacio León.

Ir al cine por el precio de unas palomitas y un refresco. Los multicines leoneses Van Gogh y Odeón y La Dehesa de Ponferrada se apuntan a ‘Los miércoles al cine’, una iniciativa secundada por más de 300 salas en todo el país. Ofrecerán, hasta el 15 de abril, entradas por debajo de los 4 euros, siempre que el miércoles no sea festivo.

Tanto los Van Gogh como los Odeón llevan ya semanas aplicando estos descuentos. Ver una película en los Van Gogh los miércoles cuesta 3,50 euros, aunque queda excluida de esta oferta la película Hobbit 2, la última entrega de Peter Jackson.

Los Odeón rebajan los miércoles el precio de la entrada de 7,40 a 3,90 euros, para todas las películas, en todas las salas y en todos los horarios. Los multicines de Espacio León ya ofrecen una entrada más barata los jueves, día del espectador, que cuesta 6,60 euros y tienen un bono de 10 euros que incluye cine, palomitas y bebida.

En los multicines La Dehesa, donde ver una película cuesta 6,70 euros un día habitual, a partir del día 15 de este mes, los miércoles la entrada se reduce a 4 euros. Además, esta cadena ofrece los jueves algunas películas —que anuncia previamente en su web— a sólo 3 euros.

Dos por uno

El próximo miércoles, los leoneses podrán asistir al precio de ‘dos por uno’ a películas como 12 años de esclavitud, A propósito de Llewyn Davis, El médico, Ismael, Futbolín, Frozen, Lluvia de albóndigas 2 o La vida secreta de Walter.

Los programadores pensaron en un primer momento en poner un precio único los miércoles, pero se toparon con la negativa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que advirtió que concertar precios es un delito tipificado en el Código Penal. De ahí que cada cine haya aplicado sus propios descuentos, en una franja que va de los 3 a los 4 euros.

Esta política de deducciones obedece al tirón que consiguió la campaña de la ‘Fiesta del cine’, con la que los propietarios de cines consiguieron llevar a las salas durante tres días de octubre a miles de personas. Otra de las razones es que el 2013 ha sido uno de los peores años para la taquilla.

La industria del cine pretende buscar «una mayor complicidad con el público al dar continuidad a un día de descuento durante los próximos meses», según el comunicado oficial. Las salas quieren captar a un público que, como se demostró durante la ‘Fiesta del Cine’, tiene ganas de ver películas en pantalla grande, pero considera «prohibitiva» la entrada normal.

«El objetivo es ampliar el espectro de asistentes. Tenemos al espectador cinéfilo, al de fin de semana, y el que sólo va al cine con oferta. Es a éste al que queremos llegar», según declaró Borja de Benito, portavoz de la Federación de Cines de España.

La campaña dirigida a captar público para las salas incluye dos ‘fiestas del cine’; una por semestre.

Cine a precio de palomitas
Comentarios