domingo 24/1/21
CULTURA ■ patrimonio

Cirugía estética para la Catedral

La restauración del hastial occidental, el rosetón, pináculos y la capilla del Conde Rebolledo superan los 434.000 euros.

verónica viñas | león

El Cabildo planea una ‘cirugía’ estética para la fachada de la Catedral de León. El Ayuntamiento acaba de aprobar las obras de rehabilitación del hastial de la fachada principal y del rosetón. Se trata de dos intervenciones que sufragará la Fundación Cepa, que toma su nombre de los hermanos Cesáreo y Pablo González, originarios de Vegaquemada, quienes forjaron su fortuna en la conocida empresa cervecera mexicana Modelo. El presupuesto de los trabajos, que correrán a cargo de la empresa Esoca —la que en los últimos años ha llevado a cabo prácticamente todas las restauraciones del templo gótico—, superan los 398.000 euros.

El gran ‘ojo’ de la Catedral no se ha tocado prácticamente desde la gran restauración del monumento llevada a cabo a finales del siglo XIX. Será una operación muy delicada, que permitirá devolver brillo a una fachada que lleva ocho años vacía de estatuas. El gran rosetón que ilumina la nave central tiene en el núcleo a la Virgen con el niño, rodeada por ángeles trompeteros. En la colosal reconstrucción que hace más de un siglo evitó el desplome de la Catedral, de los 30 metros cuadrados del rosetón se conservaban 23, repartidos en más de 70 paneles, que precisaban una reparación urgente; a ellos hay que añadir los que estaban en situación crítica o habían desaparecido, hasta completar el número de 85 que originariamente formaban esta espectacular vidriera circular.

La Catedral se verá sometida a otras intervenciones en los próximos meses. El administrador del templo, Mario González, confirma que están ultimando el proyecto para recuperar la capilla del Conde Rebolledo, que se abrió este año por primera vez, tras ser utilizada durante décadas como trastero. Sin embargo, el retablo necesita una restauración urgente y será el Cabildo quien costee los trabajos.

Además, continuará la rehabilitación de las vidrieras. Actualmente se está reparando la S-XVI y está previsto limpiar a continuación la N-XVI —según la nomenclatura que tienen, por posición, los vitrales leoneses—. Con ayuda de la Diputación, que aporta 20.000 euros, en los próximos meses se recuperarán otros cuatro pináculos del claustro. Cuando concluya esta fase, aún quedarán pendientes todos los pináculos bajos, aproximadamente 30.

El Cabildo también quiere escanear los 54 capiteles del claustro. Si algún día desaparecen, al menos quedarán documentados en tres dimensiones. Se trata de un proyecto que costará 16.000 euros.

Cirugía estética para la Catedral
Comentarios