lunes 19/4/21
Libros

La ciudad azul de Joaquín Alegre

Ya hay un libro en León que abarca desde la época romana al león de la alcantarilla de Álex Sáenz y Antonio Cuenca. En definitiva, un gran formato por obra y gracia de Joaquín Alegre y Editorial Rimpego que recorre todo León en texto y fotos; lugares, tiempo y personas. ‘León Bimilenaria’
Joaquín Alegre, responsable de la Editorial Rimpego, pone ahora en la calle su gran libro sobre la ciudad bajo el título de ‘León Bimilenaria’. FERNANDO OTERO

¿Sabían que la azucarera no era la leonesa sino la castellana, porque la leonesa está en Veguellina? ¿O que hay un pájaro que solo cría en León como es la graja? Hay en las Carbajalas un óleo de Antonio Arias Fernández que lo querían hasta en el Prado. Y la chimenea de Abelló antes lo fue de la Papelera Leonesa, creada por Merino. Son solo unos ejemplos de cientos. Hace más de diez años, el editor Joaquín Alegre tuvo una gran idea que como tal le iba a durar todo ese tiempo. Más que un libro era una travesía. León Bimilenaria (Editorial Rimpego) es el título de lo que es una publicación de gran formato con más de 400 páginas y casi otras tantas fotografías sobre la ciudad y su historia. Podría ser un libro más sobre León, pero como dice el propio editor y autor «es el libro».

Dicho así podría malentenderse como si quisiera llevarse por delante el resto de los muchos que se publican con encomiable esfuerzo sobre León, pero lejos está de la intención de Alegre, que no solo no los desprecia sino que los elogia: «Lo que yo quería era hacer un libro sobre León que tuviera el carácter de guía pero que no se quedara en enumerar lugares o hitos», aclara. Y es necesaria la apreciación, puesto que este León Bimilenaria no es una publicación de bolsillo, sino de los que ocupan un lugar estelar en las estanterías de las casas.


El león de la plaza de San Marcelo ya aparece en el libro. F. OTERO

Así, este libro es guía pero cuenta. «Cuando lo iba haciendo, pensaba en esas guías italianas en las que además de contar lo que hay se explican», dice Joaquín Alegre. Y así hay un hallazgo en esta publicación que no pretende la investigación profunda o el descubrimiento sino que se basa en la documentación y en el abundar en detalles que a veces resultan más que llamativos. Y Alegre de eso sabe, porque siempre ensalza los nombres de León, anteriores y coetáneos, a los que venera como auténticos creadores de esta historia leonesa que siempre cuenta con devotos inquebrantables. No es un libro de aclaraciones pero sí de detalles.

León Bimilenaria es un libro que puede leerse con un mapa a mano, aunque, detallista, Alegre incorpora varias páginas en las que se pueden localizar aspectos concretos que cuenta. Como detallista es también al querer recordar a muchos de los que le ayudaron tanto con sus conocimientos como con el aliento necesario. «Me lo pasé bien haciéndolo, sobre todo al principio. Aunque hubo fases en las que me sentía un poco sobrepasado. De hecho, he tenido que dejar cosas fuera que me hubiera gustado que estuvieran», recuerda sobre el proceso de trabajo.

Alejandro Valderas o Juan Carlos Uriarte fueron de los que estuvieron presentes en ese hacer. Y él los reivindica como lo hace con ilustres que van de Antonio González de Lama a Antonio Gamoneda, por ejemplo. Versos de Gamoneda hay, de hecho, como esa idea que casi fue título y que es para Alegre el nombre secreto de este libro: La ciudad azul. Porque si León Bimilenaria es todo un artefacto documentado sobre la ciudad y alrededores, con su arte, cutura, patrimonio industrial, etc, lo que el editor, en este caso también autor, hila durante todas las páginas que lo componen es el cielo que acompaña a casi todo. Un cielo de color azul León.

La ciudad azul de Joaquín Alegre
Comentarios