miércoles. 08.02.2023
Claudio Magris -uno de los escritores italianos que más seguidores cuenta en nuestro país- recibió ayer la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, un homenaje que la institución madrileña ha querido rendir al autor de El Danubio y que se completará con el estreno de dos monólogos, Las voces y Haber sido, dirigidos e interpretados por Pepe Martín, además de un coloquio en recuerdo de su mujer, la escritora Marisa Madieri, fallecida hace cinco años. Aparte, la editorial Anagrama ha puesto a la venta su última obra, Exposición. Viajero impenitente, las primeras palabra de Magris fueron para Galicia. «Hace unos estuve allí, conviviendo con la tragedia, observando la mutilación que ha sufrido una sociedad que vive del mar y para el mar». Se congratuló de tener una «relación feliz con España» y agradeció la «buena acogida» de sus libros. Magris (Trieste, 1939) recordó a su mujer como una de las personas imprescindibles de su vida. «El escritor se nutre de lo que tiene más cerca, de lo que ama y aprecia, como sus mujer y sus amistades». Con todo este material, aseguró, «se teje el milagro de la escritura». Reconoció que la idea principal de su novela El Danubio se le ocurrió a su mujer. «Ella fue quien hizo saltar la chispa de ese libro». Sus últimas obras versan sobre una obsesión: el sueño como armonía y el insomnio como desestabilización y caos. En este sentido se sintió identificado con lo que Ernesto Sábato denomina escritura «diurna» y «nocturna». «Durante el día uno busca la armonía del mundo, mientras que la noche es la angustia, el desorden y a veces la desesperación; la escritura busca expresar al hombre absoluto».

Claudio Magris recibe la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes
Comentarios