lunes 18/1/21
Tribunales

Condenan a la Fundación Siglo por su política laboral en el Musac

Tres sentencias reconocen como trabajadores del museo a falsos autónomos El Consejo Rector pone en evidencia que no hay sintonía sobre el presupuesto del museo
Una de las nuevas exposiciones del Musac. FERNANDO OTERO
Una de las nuevas exposiciones del Musac. FERNANDO OTERO

La Fundación Siglo acumula tres condenas por su gestión del Musac. La última reunión del Consejo Rector del museo, a la que no acudió su presidente y consejero de Cultura, Javier Ortega, analizó los tres fallos judiciales, que sacan a la luz la situación irregular de buena parte de la plantilla desde hace quince años.

La primera sentencia afecta a los servicios de restauración, prestados por un particular, que tenía la condición de falso autónomo y al que se reconoce su condición de trabajador por cuenta de la Fundación Siglo. También la justicia considera improcedente y nulo el despido de la persona que está al frente de los servicios de prensa y comunicación. La tercera sentencia incumbe a los servicios auxiliares de conserjería y logística, biblioteca y registro, prestados por una empresa, a la que se reconoce su condición de trabajador por cuenta de la Fundación Siglo, como consecuencia de una cesión ilegal de trabajadores, por el que la demandante ha sido incorporada a la plantilla de la fundación.

A estos casos, que dan una idea de en manos de quién está el Musac, se suma el requerimiento de la Tesorería General de la Seguridad Social para hacer frente, de forma subsidiaria, a las cotizaciones de los trabajadores del restaurante del museo.

Dos bandos

Unos defienden que el presupuesto ha crecido en 536.000 euros; otros, que ha bajado en 430.000

Resulta difícil de creer que un museo cuya colección está valorada en más de 14 millones de euros carezca de conservador. Tampoco se ha cubierto la plaza de responsable de la Biblioteca, que dejó vacante con su muerte Araceli Corbo.

La última reunión del Consejo Rector permitió comprobar la falta de sintonía de este órgano.

El director general de Políticas Culturales de la Junta —en sustitución del consejero—, los directores generales de Patrimonio, Turismo y de la Fundación Siglo, el alcalde de León, el rector de la Universidad de León, el director del Musac y el coordinador de servicios de la Dirección General de Políticas Culturales, miembros todos del Consejo Rector, abordaron la situación presupuestaria de un museo en el que las cuentas «no encajan».

Lío de cuentas

La Junta y la Fundación Siglo sostienen que, debido a la crisis sanitaria derivada del covid-19, fue preciso reducir el número de actividades del Musac. Hasta ahí, todos de acuerdo. De hecho, exposiciones previstas para este año han sido aplazadas al próximo. Lo que no cuadra es que el presupuesto del Musac se haya incrementado en 536.028 euros. Mientras la Junta y la Fundación Siglo se han ‘enrocado’ en esta cuestión, el director del Musac, Manuel Olveira, reveló que ha habido un recorte de 430.000 euros, «cantidad que no ha sido desviada a paliar la crisis sanitaria y sí a engordar las partidas de otras instituciones culturales públicas, e incluso privadas, sin una programación prevista». Esta opinión fue respaldada hace días por la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, plataforma que agrupa a las principales asociaciones profesionales del arte actual —directores de arte contemporáneo, galerías, gestores culturales y artistas—, así como por el alcalde de León, José Antonio Diez, quien abogó por mantener «todos los compromisos relativos a la adquisición de fondos, exposiciones y actividades previstas para el centro, esencial en la programación cultural de la ciudad». Este año el centro de arte contemporáneo adquirirá obras de Valcárcel Medina, María Luisa Fernández, Alán Carrasco, Juárez y Palmero, Laura Salguero y Maite Centol, con cargo a la partida de 70.000 euros destinada a aumentar la colección del Musac.

El Consejo Rector también abordó la espinosa cuestión del relevo de Manuel Olveira, que habría perdido la cofianza de la Fundación Siglo y la Consejería de Cultura. El proceso de selección aún no tiene fecha, pero la idea es tener elegido al nuevo director del Musac antes de que finalice el contrato de Olveira, que se cumple en junio del próximo año. Sobre sus siete años como director, el balance que hace Olveira es que «a pesar de la reducción de presupuesto y personal, he forjado un modelo de trabajo operativo y en sintonía con la realidad económica actual, y lo he hecho de forma estable y coherente. Además, he ayudado a definir mejor la Colección y a precisar los órganos de dirección y sus funciones, algo que no existía, a través del plan museológico que debería ser una guía para el futuro».

El próximo año, tal y como se expuso en la reunión del Consejo Rector, el Musac albergará las exposiciones que han quedado postergadas de 2020 —José-Miguel Ullán, Valcárcel Medina, Núñez y Núñez e Instituto del tiempo suspendido— y las individuales de Víctor Moscoso y Goshka Macuga o las colectivas Los ritmos del capital, La voz encontrada y Blank, Raw, Unprinted, además de dos muestras de la Colección Musac y otras dos del Centro de Documentación.

Condenan a la Fundación Siglo por su política laboral en el Musac
Comentarios