martes 15/6/21

Confirman que los petroglifos de La Maragatería tienen más de 4.000 años

La Junta deberá decidir cómo conserva este importante legado prehistórico descubierto por un aficionado
El aficionado belga que descubrió un menhir en Maragatería

Juan Carlos Campos tenía razón. Este astorgano aficionado a la arqueología, que desde hace más de año y medio ha descubierto decenas de pretroglifos en La Maragatería, sostenía la autenticidad del legado prehistórico. La Universidad confirma ahora que, efectivamente, los pretroglifos hallados por Campos son de la Edad del Bronce.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad de León, Federico Bernaldo de Quirós, que encabeza un equipo científico encargado de estudiar estos grabados de hace más de 4.000 años, ha asegurado en declaraciones a la Agencia Efe que deber ser la Junta la que decida si se conservan «in situ».

Inexplicablemente, el equipo de Bernaldo de Quirós, integrado por una docena de investigadores, no ha incluido en sus investigaciones el posible «menhir» de Peñacruzada, que permanece, al igual que decenas de petroglifos, «tirado» en algún lugar de Maragatería, en un paraje que comunica antiguas explotaciones mineras. El menhir, que fue localizado por un ciudadano belga afincado en la comarca, está adornado por figuras y signos cruciformes.

El pasado mes de agosto miembros de la asociación Carrubuéis descubrían decenas de «cazoletas» o representaciones circulares en Maragatos, una zona que desde hace más un año está en el punto de mira de expertos y aficionados a la arqueología de todo el Noroeste. Días después se producía el «desembarco» del equipo de la Universidad, que inicialmente se ha centrado en los petroglifos descubiertos por Campos en febrero del año pasado cerca de la localidad de Lucillo, en las cercanías del Teleno, así como los hallados en Chana de Somoza. También serán objeto de estudio las piedras con cazoletas reutilizadas y encontradas en las fuentes del Mato y Leiro (L-™Eiro), en Filiel y Lucillo respectivamente; la Peña de la Medida, en Filiel; y Peñafurada, en Turienzo, entre otros. Los trabajos han consistido en la minuciosa limpieza de los grabados, en mediciones, en copias con diversas técnicas de calcos y en fotografías nocturnas.

Confirman que los petroglifos de La Maragatería tienen más de 4.000 años
Comentarios