viernes. 12.08.2022
                      Obra de la exposición, con Martirio como personaje. MIGUEL F. B.
Obra de la exposición, con Martirio como personaje. MIGUEL F. B.

El Museo Casa Botines Gaudí inauguró ayer la exposición temporal Sincretismo emocional, del colectivo leonés Somnium Makers, formado por los artistas Fran de Gonari, Carlos Luxor y Carmen Coque.

Su Sincretismo es una miscelánea de influencias plásticas, espirituales, religiosas, culturales y sociales, impregnadas de nostalgia, dolor, superación, respeto desdramatizado, fuerza, pasión, amor, confianza en el presente, e imprescindible esperanza en el futuro. Este Sincretismo puede verse desde ayer hasta el 28 de agosto de manera gratuita accediendo por la puerta principal del Museo Casa Botines Gaudí.

En la inauguración, Carlos Varela, jefe del área de colecciones y exposiciones de Fundos, describió la exposición como «distinta» y «heterodoxa», en relación a todo lo que se ha mostrado en Casa Botines hasta la fecha, según aseguró. Esta muestra entra dentro de la apuesta contemporánea del Museo Casa Botines Gaudí, que tiene como objetivo centrarse en el artista actual que está creando además de apoyar al talento leonés.

Fran de Gonari ejerció de portavoz del colectivo de artistas Somnium Makers, que como él ha definido según la traducción son «hacedores de sueños». Las obras que expone este colectivo de arte plástico han sido ideadas después de un proceso de documentación y recopilación de imágenes que les ha llevado a pensar lo que se quiere reivindicar y que cada espectador interpretará según su visión.

Carmen Coque ha sido la encargada de realizar los retratos y posteriormente Carlos Luxor y Fran de Gonari han intervenido las obras con mucho respeto hasta crear las 22 obras de carácter bidimensional, que combinan muy diversas técnicas y que forman la muestra.

El tenor Ángel Iznaola ha sido el encargado de componer la banda sonora de la exposición que escucha el visitante cuando entra a ver este Sincretismo emocional. De Gonari aportó un continuará... al decir: «Y sí, la vida a veces es terrible, cruel y sin sentido. Y hay mucho dolor y una densa oscuridad. ¡Pero hay tanta belleza en este mundo! que a veces también lloramos, pero de felicidad, y reímos a carcajadas como ese niño que aún atesoramos cada uno».

Coque, De Gonari y Luxor muestran su mejor ‘Sincretismo emocional’
Comentarios