martes. 29.11.2022
Escena local

«Mi creación es bastante azarosa y desastrosa»

Héctor Pernía, bajo el seudónimo de Sucedáneo Humano, lanza un sorprendente disco, en vinilo y redes virtuales, ya volcado en un estilo basado en la fusión total
El músico leonés Héctor Pernía presenta su nuevo disco el 1 de marzo en el espacio Uaw/Mf de Salvador del Nido.

Fusiona tanto que se funde a sí mismo y es uno de esos músicos yo me lo guiso yo me lo como. Compone, toca y graba todo, gestiona sus videos... Del vinilo a la difusión multimedia actual, Héctor Pernía es un leonés del 81 que, entre la electromecánica como trabajo y la música, dedica su empeño a que no pare su arte. Ahora llega con un disco que puede encontrarse en las plataformas pero también en las estanterías al más puro estilo de la vieja usanza: un vinilo grande con nueve temas que aparece bajo su seudónimo favorito: Sucedáneo Humano. Y el 1 de marzo, a las 21.30 horas, en el Espacio Uaw/Mf de Salvador del Nido, llega la guinda en forma de directo.

«La verdad es que aunque lo saco en vinilo, mi esperanza es que lo oigan en las redes sociales», confiesa este multiinstrumentista que roza el folk y lo mezcla con el pop-rock con cierto aire del que llevan ahora los jóvenes cantautores que optan más por el ritmo que la poesía. Es decir, igual es más Huecco que Aute, aunque experimente con más intensidad que estos ejemplos. «Ahora a lo que me dedico es más a la fusión de todos los géneros. Antes, en otros proyectos , lo que me unía con la gente era el rock», asegura Pernía, que demuestra así que aunque ahora sea un lobo musical solitario no reniega de los tiempos en compañía ni rechaza las colaboraciones necesarias. «Lo hago yo todo, pero en cada apartado necesito a otros que saben hacer las cosas mejor que yo. Juan Marigorta, Roberto Negral, Jaime Viejo, que siempre ha estado conmigo, son nombres que han aparecido por algo y yo encantado», relata.

Así van cayendo los años en este peculiar músico, que pese a la experiencia resulta aire fresco en el panorama musical leonés desde el momento en que se le aprecia que rehúye todo pedigree localista.

Tal vez, por eso su música tenga algo de viajera. Asturias, León o Barcelona son territorios en los que tiene lugar o su composición, o encuentros en directo, o hasta grabación de videos, como es el caso de uno de sus temas, realizado por Fernando de la Rosa.

«Para mi todo es música popular. Y mi creación, aunque parta del pop es azarosa y bastante desastrosa», asegura, aunque en su haber hay que decir que consigue cuadrar proyectos tan interesantes como este Sucedáneo Humano. Tal vez, siguiendo su rastro hasta se pudieran intuir en un futuro huellas de aquel Manu Chao tocado por la varita de la creatividad.

Sobre sus afinidades musicales leonesas, Pernía compra toda la mercancía, aunque destaca a Kaiten, al citado Negral, esto es Ron DeLion, o Fabián. Y suma a los norteños Los Estanques. Y así le salen canciones como Historia de joyas y poder, Metano, Desorden terrenal o El emigrante leonés, entre otras. Que localizan su obra. Aunque da la sensación, o puede imaginarse mejor uno a Pernía de camino a otro escenario, otra ciudad y otro público, con la guitarra a sus espaldas.

«Mi creación es bastante azarosa y desastrosa»
Comentarios