jueves. 02.02.2023

El invento del maligno josé javier esparza

Antena 3 anuncia estreno: dicen que se llamará Érase una vez y es una producción de la casa con la multinacional argentina Eyeworks Cuatro Cabezas, que es la que ha hecho programas como Caiga quien caiga, ¿Quién se quiere casar con mi hijo?, Perdidos en la tribu, Princesas de barrio y Hermanos y detectives, entre otras cosas. Esto nuevo, Érase una vez, es algo tan sencillo como esto: contar cuentos. Cuentos de siempre llevados a la pantalla y narrados con ambientación tradicional, aunque con enfoque contemporáneo. No es la primera vez que se hace: los más veteranos recordarán aquella serie de los ochenta, Cuentos de hadas creo recordar que se llamaba, producida y dirigida por Shelley Duval, y que era francamente buena.

Parece que la idea de rescatar una vez más los cuentos tradicionales europeos viene después del éxito en Norteamérica de la serie de la ABC Once Upon a Time, o sea, Érase una vez, que consiste exactamente en lo mismo. La serie americana, para adaptarse a los tiempos, parte de una situación bastante descabellada: una joven llamada Emma conoce a su hijo biológico, Henry, al que dio en adopción al nacer, y viaja con él al mundo mágico de Storybrooke, donde los personajes de los cuentos viven si recordar quiénes son.

Esta serie americana, por cierto, va a emitirla ya mismo en España AXN y después, en abierto, también Antena 3. ¿Qué nos va a contar la versión española de Érase una vez? De momento, estos relatos: Caperucita Roja, Hansel y Gretel, Los tres cerditos, La bella durmiente y La bella y la bestia. Serán capítulos completamente independientes, sin vínculo entre sí. Su elemento de cohesión será la presencia de un narrador que, según se nos anuncia, «pondrá al día el cuento».

Aquí hay razones para echarse a temblar, porque en los últimos años hemos visto todo género de barbaridades a costa de los cuentos tradicionales. De todas maneras, habrá que darle un voto de confianza. En apenas quince días comenzará el rodaje. A ver qué da de sí este nuevo acercamiento a una veta narrativa que parece inagotable.

Cuentos
Comentarios