jueves. 07.07.2022
Libros y medio rural

Cultura sin stop con los bibliobuses de León

La Diputación celebra el día dedicado a las bibliotecas móviles y homenajea a los trabajadores y sus trece mil socios
Interior de uno de los seis bibliobuses de la Diputación que recorren con sus libros los pueblos de la provincia. MARCIANO PÉREZ

Si la montaña no va a los libros, los libros van a la montaña. O a donde sea. Ribera o páramo. En manos del servicio de Bibliobuses de la Diputación de León puede decirse de esta manera que la cultura que se lee, se ve y se oye llega a todas partes. Y, así, en un 2020 repleto de dificultades, los libros nunca fallaron. El servicio se reinventó. Y en cuanto se pudo, esos autobuses que cargan con todas las historias del mundo, volvieron a la carretera.

La institución celebró ayer el día dedicado a las bibliotecas móviles dando un repaso a su actividad y certificando que se trata de una propuesta tan exitosa como necesaria. En un año marcado por la crisis sanitaria, hecho que también ayer impidió una celebración más acorde con el mayor homenaje que la Diputación quería ofrecer a los actores de esta casi misión cultural, la mañana sí sirvió para remarcar la labor de los que participan en el servicio así como la buena acogida que encuentra día tras día entre los pueblos de la provincia.

En definitiva, frente al Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación, quedó claro que el servicio ofrecido por la institución provincial, presidida por Eduardo Morán, y la respuesta ciudadana están en sintonía.

Reacción

Los bibliobuses de León fueron los primeros en ponerse en marcha tras el confinamiento

Tanto Morán, como el diputado responsable del área de Cultura, Pablo López Presa, reconocieron «el gran trabajo que ha llevado a cabo el equipo humano de los bibliobuses, las bibliotecas municipales de la provincia y los centros escolares para, con su tesón, profesionalidad y motivación, hacernos a todos un poco más llevadero el día a día», indicaron.

También resaltaron que un año más, y sobre todo después de lo vivido este 2020, «ha quedado demostrado que los Bibliobuses y las Bibliotecas Municipales son un importante agente en el combate de la despoblación y sus efectos, puesto que con su servicio mejoran la calidad de vida de las personas, ayudan a fidelizar población, refuerzan la cohesión de la comunidad, revitalizan las relaciones sociales, facilitan la igualdad de derechos y oportunidades y acercan las nuevas tecnologías e internet a los que no tienen aún acceso», relataron sobre las funciones fundamentales.

seis unidades

A pesar de la situación referida, los seis bibliobuses de la Diputación de León del servicio enmarcado en el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas dependiente del Instituto Leonés de Cultura (ILC), cerraron el 2020 con 64.478 kilómetros recorridos, 2.792 paradas en las 309 localidades visitadas y 60.778 préstamos realizados. Un año singular en el que, a pesar de todo, se incrementaron los socios, hasta llegar a los 13.824.

Los bibliobuses de León fueron, además, los primeros en ponerse en marcha tras el confinamiento. El 18 de mayo salían de nuevo a la provincia con las estanterías cargadas y un protocolo de prevención que limitaba los accesos al interior. Medidas que siguen siendo necesarias a día de hoy, pero que han permitido a este servicio reencontrarse con el medio rural leonés que le ofreció una gran acogida.

animación a la lectura

Además del servicio de préstamo, los bibliobuses de León, que atienden a una población de 126.630 habitantes de la provincia, desarrollaron su programación de animación a la lectura con un total de 14 actividades, al entender que, aunque fuera preciso extremar las medidas de seguridad, constituyen un alivio para los vecinos del medio rural y un gesto de apoyo al sector cultural de la provincia, tan perjudicado por la crisis sanitaria.

El 14 de marzo, con la entrada en vigor del estado de alarma, los seis bibliobuses de la Diputación suspendían sus rutas por la provincia. Pero sus responsables demostraron su capacidad de reacción. Respetando las medidas sanitarias, idearon una fórmula para hacer llegar sus servicios a los usuarios en pleno confinamiento sin poner en riesgo la salud pública por medio de la puesta a disposición de los socios del envío gratuito de libros, revistas y películas a través del correo ordinario.

También, a través del Centro Coordinador de Bibliotecas, los Bibliobuses y las Bibliotecas Municipales mantuvieron el Concurso de Cocina cumpliendo con su sexta edición.

Cultura sin stop con los bibliobuses de León
Comentarios