lunes 11.11.2019
JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ, FER

«Después de 40 años sigo lidiando con la censura»

El dibujante leonés Fer abre hoy una muestra en el Camarote Madrid Muy asiduo de las Ramblas, perdió una amiga en los atentados de Barcelona .
Una de las viñetas del veterano dibujante leonés. DL
Una de las viñetas del veterano dibujante leonés. DL

Lugar: Camarote Madrid (Cervantes, 8).

Hora: 12.30.

E. GANCEDO | LEÓN

«Cuando nos vinimos para Cataluña, mi padre me dijo: ‘Donde fueres, haz lo que vieres. Trabaja aquí, aprende la lengua —y era guardia civil—, pero mira una cosa, no te olvides nunca de tus orígenes’». Por eso cuando José Antonio Fernández Fernández, Fer, escucha que allá le llaman «dibujante catalán», les ataja rápidamente: «No, no, dibujante leonés. Nacido en Mansilla de las Mulas, que me viene muy bien porque soy terco como una mula». Ácrata, vehemente y libérrimo, el veterano ilustrador, historia viva del cómic español, que pasa como cada verano unos días en Sorríos de Ordás, inaugura hoy a mediodía en el Camarote Madrid una exposición muy singular dado que, por primera vez, se ha atrevido a pintar sobre tela, y en algunos casos obras de grandes dimensiones. Las líneas del tarjetón las firma, además, el columnista de Diario de León Pedro García Trapiello.

El creador de las series Historias fermosas y Puti-Club, y director que fue de la popular revista El Jueves, se encuentra muy afectado por los recientes atentados en Barcelona. «Casi cada lunes me hacía Las Rambas enteras, y frente al Mercado de la Boquería les compraba flores a unas floristas que están allí, y charlaba un rato con ellas. Bueno, pues una de las mujeres fallecidas, la de nacionalidad hispano-argentina, era una de estas floristas», explicaba, apenado. «Estoy plenamente de acuerdo con el chiste que publicó el dibujante Peret, que es como mi maestro, donde uno decía: ‘No matéis por Dios’», así, sin la coma. «Hay que estar muy loco para hacer una matanza de este tipo, hay que ser unas puras bestias», reflexionó.

Y continuaba: «Es que es mi Barcelona, es como si aquí entran con una furgoneta atropellando a todo el mundo por la calle Ancha». Reciente ganador del premio internacional de humor Gat Perich, distinción que suma a su larga lista de galardones, no ahorra críticas a unos y a otros con motivo de la convulsa situación política en Cataluña.

Por ejemplo, le ha sublevado la polémica en torno a la intención de quitar en Sabadell una calle dedicada al poeta Antonio Machado. «¿Cómo se puede decir de Machado que era franquista?», se pregunta quien todos los año visita la tumba del escritor en Collioure: «Yo le dejo un dibujo pero a la vez le robo una bandera republicana. La última vez me llevé dos. Ah, y también charlamos un poco».

«Es para que veas lo manipulable que puede ser la historia. Aunque claro, por otro lado sale Esperanza Aguirre diciendo que España tiene tres mil años de historia... Pero señora, si el concepto de nación surge en el siglo XIX, ¡si antes no se puede hablar de Estados como los conocemos hoy!», argumenta. «Yo todas estas cosas las digo en debates y tertulias, pero me sigue costando publicar determinados chistes allá. Fíjate, después de 40 años sigo teniendo que lidiar con la censura». Y precisamente una de las obras que hoy colgará del Camarote Madrid está pensada para que su patria chica no olvide el pasado. «Es un mapa de León con su historia, su pasado romano, las Médulas, el reino..., me gustaría hablar con la Diputación para que se pudiera distribuir en los colegios», plantea.

Visiblemente (y asombrosamente, para los médicos) mejor de salud, Fer tiene humor hasta para contar su enfermedad y sus estancias en el hospital. «Yo les decía: ‘¿Pero me metéis aquí porque estoy mal o porque queréis dibujos?’ Es que todo el Hospital del Mar está lleno de dibujillos míos, se los regalaba a todos». «Los doctores han alucinado con mi recuperación. Y yo a todos les digo lo mismo: ‘Que soy de León, coño’».

«Después de 40 años sigo lidiando con la censura»