miércoles 25/5/22
Arte

Una diosa china cabalga sobre Mickey Mousse

Enrique Perezalba Red lleva desde Londres a la prestigiosa feria artística Tefaf de Nueva York dos de sus obras cerámicas
                      Enrique Perezalba Red con la obra Phillis y Aristóteles que lleva a Nueva York. DL
Enrique Perezalba Red con la obra Phillis y Aristóteles que lleva a Nueva York. SYLVAIN DELEU.

Enrique Perezalba Red, artista leonés instalado en Londres, estaba despegando su carrera como escultor y ceramista cuando la pandemia cerró las galerías y canceló las ferias. Tras estos dos largos años a medio gas, en los que no ha dejado de trabajar con nuevos proyectos, inicia de nuevo la escalada del puerto del arte.

. Camino de Nueva York ya están las dos obras que presenta en la Tefaf que se celebra entre el 6 y el 10 de mayo, Musofobia y Phillis y Aristóteles. Dos esculturas hechas en porcelana blanca en la que Enrique Perezalba Red (Toreno. 1972) continúa la línea argumental de la serie East meets West que se inspira en el impacto que el poderío chino tiene en occidente y más en concreto en su principal competidor, Estados Unidos.

Musofobia se inspira en la fobia a los ratones y toma a la diosa budista Guanyin —la Misericordia en China— como icono de la obra sentada sobre una roca. La historia de Phillis y Aristóteles tiene dos comienzos. Uno en la leyenda de que el sabio griego cayó en las redes de una mujer seductora que lo humilló cabalgando sobre él. Y dos en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid donde Enrique Perezalba Red vio la imagen de esta leyenda tallada en la ‘misericordia’ de uno de los asientos del coro de la capilla del palacio de Villena donde se ubica. Era un adolescente y se le quedó grabada la potente imagen de la mujer a caballo de un hombre con barbas.

undefined
‘A to B’ se subasta en mayor con fines benéficos. DL

Es una imagen que ha estado siempre en su cabeza y ahora ha dado forma. El resultado es la diosa Guanyin cabalgando sobre Mickey Mousse. Una vez más, China sobre Estados Unidos. Con el nuevo debut en Nueva York tras la pandemia, el artista leonés vuelve al ruedo de las ferias, que son la especialidad de su galería, Adrian Sasoon. Otras tres citas aguardan a lo largo del año para sacar su obra al mercado.

Una tercera obra de Enrique Perezalba Red tendrá su protagonismo en el mes de mayo. Se trata de A to B, una porcelana sólida que parte de la forma del barro crudo a un artefacto para significar la transición de la materia orgánica al objeto. A to B forma parte del más de medio centenar de obras de arte que se subastarán el 27 de mayo en línea con un fin benéfico.

Firedup4 2022 Auction es la segunda edición de una iniciativa para dotar de centros culturales y espacios para la iniciación a la cerámica en zonas de Inglaterra desfavorecidas donde la infancia y la juventud viven situaciones problemáticas. Impulsada por Neale Graham y Kate Malone, durante la primera edición se lograron recaudar más de 100.000 libras y se crearon OnSide Youth Zones in Chorley y Wigan Lancashire. Este año se quiere ampliar el número de estos centros y abrir talleres de cerámica accesibles a los jóvenes.

«Es un proyecto que me sorprendió y me gustó porque ayuda a personas con problemas que están muy cercanas y además son niños y gente joven. Si se trabaja ahora con ellos, en el futuro se van a recoger los frutos», confía.

Enrique Perezalba Red no es de los artistas que creen que el arte puede cambiar el mundo, pero sí que puede ayudar a entenderlo de otra manera. El arte es su forma de «compartir mis visiones y obsesiones con los demás». Lo define como «una experiencia sensorial que muchas veces no se puede explicar con claridad, porque lo que nos excita nunca dejará de ser un misterio».

Del buen momento creativo por el que atraviesa están surgiendo dos nuevos proyectos. Uno enfocado en el impacto de China en África, no tanto desde el punto de vista económico, que es una realidad a la que aún no se le presta mucho atención, sino sobre todo el cultural. El segundo proyecto en marcha es una Oda al plástico. Está reproduciendo pequeños objetos de plástico, como los envases de las botellitas de soja del sushi, en porcelana enjaulados en palés de madera hechos de manera artesanal y muy cuidada. Lo curioso es que estos recipientes ya existían en porcelana en la vajilla china en el siglo XVII.

Una diosa china cabalga sobre Mickey Mousse
Comentarios