sábado 16/10/21
El nuevo San Isidoro

Doña Urraca abre la puerta al adarve de la muralla

Imagen de la nueva puerta desde la que los visitantes podrán pasear por el adarve. FUNDACIÓN MONTEMADRID
Imagen de la nueva puerta desde la que los visitantes podrán pasear por el adarve. FUNDACIÓN MONTEMADRID

Las obras que el Cabildo y la Fundación Montemadrid desarrollan para la creación del nuevo San Isidoro han abierto un espacio en el templo desde el que los visitantes podrán acceder al adarve de la muralla romana de León. Esta puerta, a la que se accede desde la sala en la que se expone el cáliz de doña Urraca, logrará no sólo avanzar en el recorrido paseable de la fortaleza sino dotar a los turistas de una visión completa de la historia de la ciudad. Y es que en un sólo edificio están concentrados casi diez siglos, no sólo de la arqueología leonesa sino de la que puso las bases de lo que luego se convirtió en España. Desde la Fundación Montemadrid se revela que la intención es dar a conocer mejor la historia del sistema defensivo de León en el tiempo y su relación con la Colegiata, como por proporcionar al visitante la posibilidad de un inédito y agradable paseo tras la intensidad de la visita previa a las secciones dedicadas al Tesoro y a la Biblioteca y antes de continuar con el resto de la visita.

Otra posibilidad en la que la Fundación pensó para la visita al nuevo museo será el acceso desde el interior del mismo al segundo claustro del conjunto.  Con ello, el visitante tendrá a su disposición de manera más cómoda los servicios de cafetería y restaurante del Hotel de la Colegiata, al tiempo que se refuerza la visión de conjunto del monumento y de los tres principales servicios que ofrece: el religioso, su razón de ser, el cultural y el hostelero. La obra civil y arquitectónica finalizará a finales de julio y, a conctinuación, Isidro Bango  terminará de ajustar la redacción del proyecto museográfico a la realidad de las obras y sus condicionantes en función de los hallazgos arqueológicos.  Una vez que el proyecto de ejecución museográfica sea aprobado por el Cabildo, comenzará un proceso de licitación de la producción del conjunto de actuaciones como el sistema de ticketing, las reservas y controles de acceso, los sistemas de seguridad y la conservación preventiva, diseño gráfico, señalética, mobiliario y recursos gráficos, audiovisuales y digitales. 

El presupuesto

El coste total para el desarrollo de este proyecto es de 2.500.000 de euros, de los cuales el Cabildo aporta 500.000 y la Fundación Montemadrid 2.000.000. Tanto la reforma integral del museo como la puesta en marcha del plan de gestión de este espacio han sido diseñados y realizados por la Fundación Montemadrid, a través de su Departamento de Conservación del Patrimonio Histórico Español.

El nuevo proyecto, que amplía el espacio expositivo de 1. 200 m² a 3.200 m², se configura como un museo de arte sacro y de historia de la Colegiata y de las mentalidades que la han conformado a lo largo de los siglos. Podrán visitarse nuevos espacios como la escalera renacentista o las galerías altas del claustro procesional, además de piezas de incalculable valor no expuestas actualmente como el Pendón de San Isidoro o el ajuar funerario de la infanta doña María. Este plan museográfico se incluye dentro de un plan museológico más complejo que contempla aspectos como seguridad, investigación, gestión económica, comunicación y difusión.

Los criterios museográficos generales que se han aplicado en dicho plan se basan en las siguientes premisas: racionalidad en el diseño del museo en atención a su naturaleza y a las posibilidades económicas de la Colegiata; máximo respeto a las fábricas históricas del edificio, cumpliendo la normativa de accesibilidad, evacuación y seguridad; especial atención a las medidas de conservación preventiva de las piezas y la arquitectura, y, por último, la elección de un lenguaje museográfico formalmente austero.

Doña Urraca abre la puerta al adarve de la muralla
Comentarios