sábado. 28.01.2023
Las autoridades locales de Durham (norte de Inglaterra) están convencidas de que podrán paralizar la venta de una valiosa colección del pintor español del siglo XVII Francisco de Zurbarán perteneciente a la Iglesia Anglicana. La serie de trece cuadros Jacob y las Doce Tribus de Israel , todos considerados originales de Zurbarán menos uno, está colgada desde hace 250 años en el Palacio Episcopal de Durham pero en 2001 la Iglesia de Inglaterra decidió venderla para aliviar su situación financiera. Desde entonces diversas disputas han impedido que salga a la venta y con ello su posible regreso a España pues el Museo del Prado, que exhibió la colección en 1995, parece estar interesado en adquirirla, recuerda hoy el diario británico The Independent . Ahora el consejo del condado de Durham piensa que ha encontrado la forma de impedir que abandone el castillo de Auckland (sede episcopal) esta serie pictórica, que representa a Jacob y sus doce hijos, patriarcas de las tribus de Israel. Sus abogados creen que podrán demostrar legalmente que los cuadros son «partes integrantes y característicos» del castillo de Auckland, un edificio protegido con la máxima calificación por su valor artístico, el Grado I, aunque el Patrimonio Nacional británico no lo tiene tan claro. «Los Zurbarán pertenecen al castillo de Auckland y sería terrible que fueran a cualquier otro sitio», dijo el jefe ejecutivo del consejo, Kingsley Smith, al diario The Independent ». «Creemos que los cuadros pueden ser vistos como elementos permanentes y característicos, porque forman parte del carácter histórico y arquitectónico del castillo de Auckland, pues el comedor donde se encuentran fue diseñado específicamente para ello», afirmó. Smith reconoció, no obstante, que «el Patrimonio Nacional no comparte esta opinión», pero aseveró que «somos bastante optimistas acerca de nuestras posibilidades de éxito». Desde que en septiembre de 2001 la Iglesia Anglicana anunció sus planes de vender la colección de Zurbarán para pagar deudas, ha ido creciendo en el Reino Unido la oposición a que esos cuadros abandonen el país, como ya ocurrió con una bonita pintura de Rafael que finalmente adquirió la National Gallery de Londres.

Durham lucha por quedarse trece cuadros de Zurbarán
Comentarios