domingo 26.01.2020

Un edificio «sostenible» e integrado en su entorno

El continuo crecimiento de sus actividades y visitas, y la necesidad de poder simultanear varias acciones a la vez ha hecho que la Fundación Cerezales Antonino y Cinia lleve tiempo planteando la ampliación de su espacio. Y el esquema elegido para ese crecimiento parece responder perfectamente al espíritu de la entidad, asentada en el agro leonés y muy implicada en su defensa. Son 2.800 metros cuadrados perfectamente integrados en el paisaje de pradería y monte de roble que caracteriza a la comarca, un edificio coral «sostenible» donde la minimización del consumo energético ha sido elemento clave del proyecto gracias a «su orientación, forma y características de los materiales», informan desde AZPML, estudio que opera en todos los continentes diseñando edificios de gran originalidad.

Un edificio «sostenible» e integrado en su entorno