domingo 22/5/22
Documental

Edilberto: el orgullo del último de Arganeo

El documental sobre la vida del joven leonés que apostó por vivir en su pueblo traspasa fronteras y obtiene premios
                      «Yo soy del país, soy cabreirés, soy de aquí», enuncia Edilberto Rodríguez para justifica su elección vital. PINANCHO
«Yo soy del país, soy cabreirés, soy de aquí», enuncia Edilberto Rodríguez para justifica su elección vital. PINANCHO

«Yo soy del país, soy cabreirés, soy de aquí. Y tengo orgullo por mis tradiciones y por mis cosas. Desde que tuve uso de razón, siempre quise ser pastor como mi abuelo, y aquí estoy». Son palabras de un joven cabreirés, Edilberto Rodríguez, y pueden escucharse en El último de Arganeo, película documental dirigida por David Vázquez que este viernes, a las 19.30 horas, proyecta el Instituto Leonés de Cultura (ILC) en su Sala Región con presencia tanto del realizador como del protagonista.

El documental, que está cosechando numerosos premios en distintos festivales, expone las experiencias vitales y las reflexiones profundas de una persona singular, un joven de 24 años natural de Pombriego (en el municipio cabreirés de Benuza, León) que, en vez de abandonar el medio rural como tantos otros, decide no solo seguir con el oficio de pastor de cabras, sino que también recopila, mantiene y revitaliza las canciones, los toques de pandereta, el carnaval y otras tradiciones de su comarca.

Edilberto Rodríguez comenzó a estudiar Forestales en Ponferrada, pero desde muy pequeño abrigaba el deseo de ser pastor como su abuelo. Un día decidió dejarlo todo para volver a su pueblo y cumplir aquel sueño de infancia. Desde entonces, sube cada año a los corrales de Arganeo, donde reconstruye los viejos corrales abandonados, y allí, en pleno monte, permanece el verano entero junto a su rebaño.

Sabiduría popular

«Aunque es muy joven, Edilberto atesora la sabiduría popular de una persona mayor. Es un libro abierto de las tradiciones de su tierra y sorprende su amor por los animales, por la naturaleza, por las tradiciones, por el baile... todo lo que aprendió de sus abuelos en Silván, cerca de Pombriego, hizo que se forjara una persona única a su edad», comenta David Vázquez, responsable de la productora Pinancho Audiovisuais. «Escucharlo hablar, cantar y bailar es retroceder en el tiempo pero descubriendo a la vez una mirada joven, de alegría y de esperanza para una tierra que envejece y desaparece poco a poco», añade.

Herencia de los antepasados

Orgulloso de la herencia de sus antepasados, Edilberto Rodríguez reivindica también el uso del cabreirés, variante del leonés en la que canta y en la que habla con sus mayores y sus vecinos; así como los usos tradicionales del paisaje, con el pastoreo y el conocimiento profundo de las especies animales y vegetales como principal estandarte.

De hecho, gran parte de los temas que aborda Rodríguez en sus reflexiones no son de ámbito puramente local o provincial, sino que se trata de asuntos que se integran en las inquietudes y retos más apremiantes de la agenda internacional, como la despoblación, la seguridad alimentaria o la pérdida de biodiversidad y de cultura popular.

Entre otros galardones, el documental ha ganado el Premio del Público en el Festival Etnovideográfica de Zamora, el Premio al Mejor Documental de Temática de Montaña en el festival pirenaico de Espiello, el de Mejor Película en el Festival Internacional de Cine Etnográfico de Galicia, y ha sido seleccionado también para el Fescilmar de Argentina. El Instituto Leonés de Cultura apoyó la película gracias a su convocatoria de ayudas a la producción audiovisual, puesta en marcha, por primera vez, el año pasado. La proyección de El último de Arganeo tendrá lugar en la Sala Región del ILC (entrada por calle Santa Nonia, 3), mañana viernes 20 de abril.

Edilberto: el orgullo del último de Arganeo
Comentarios