domingo. 05.02.2023
Conservadora jefe del museo del siglo XXI en Kanazawa

«El aniversario del Musac será un sondeo de la contemporaneidad»

Yuko Hasegawa, una de las gurús del arte contemporáneo, alaba la labor desempeñada por Rafael Doctor Roncero, que califica de equilibrada, inspirada y humanista
Yuko Hasegawa, conservadora jefe del Museo Siglo XXI de Kanazawa, en Japón
La conservadora jefe del Museo Contemporáneo Siglo XXI de Kanazawa, Yuko Hasegawa, es una de las responsables de la próxima exposición - Globo Sonda - que se celebrará en el Musac con motivo del aniversario de su primer año. -¿Cuándo y porqué comenzó el proyecto «Globo sonda»? -Comencé a estar implicada en esta iniciativa en el año 2003, cuando me invitaron como conservadora para el proyecto del Musac. De todas maneras, llevaba ya mucho tiempo interesada en el concepto del Musac y conocía a Rafael Doctor y a Agustín Pérez Rubio. Además, había estado investigando y explorando un nuevo modelo para el Museo del Siglo XXI así como las nuevas tendencias en arte a través de mi proyecto de museo en Kanazawa desde 1999. Por lo tanto, trabajar para Trial Balloons fue muy interesante para mi. -¿Cuál es el principal objetivo de la exposición? -Como indica el título, trata de ser un ensayo para observar la respuesta de la sociedad, como ocurre con el globo sonda. La situación del arte contemporáneo no presenta tan sólo una tendencia particular, sino varias engarzadas y relacionadas, como ocurre con el cambio climático. El acto de observar esta contemporaneidad puede ser el objeto primordial de la exposición. Es como un soplo de aire fresco. -¿Hay ya una lista de artistas que participarán en la muestra? -Si, alrededor de cincuenta, pero aún es pronto para dar la lista definitiva. -¿Qué criterios se han seguido para elegir los nombres? -Hemos tratado de buscar trabajos que representen la vida en sí misma. Creo firmemente que las buenas obras siempre tienen una conexión con la vida, son naturales, audaces, frecos y sencillos. En ellos no interfiere ni el mercado ni el dogmatismo teórico. -¿Cuál es el principal nexo de unión entre el Musac y el museo que usted dirige? -El Museo de Arte Contemporáneo Siglo XXI de Kanazawa abrió sus puertas en el 2004, seis meses antes de la inauguración oficial del Musac. Desde mi punto de vista, ambos centros comparten una visión común acerca de lo que debe ser un museo del siglo XXI: reflejar la situación contemporánea de las actividades creativas en la que la jerarquía entre las categorías de representación se ha abolido, y cada una de ellas está interrelacionada y resulta además, revitalizada gracias a su contacto con las demás; ambos espacios están en el centro de la ciudad y se caracterizan por tener una política de apertura al público. Además, a lo largo de este tiempo, hemos intercambiado información acerca de la programación y la colección -¿Qué opinión le merece el proyecto de Rafael Doctor para el Musac? -Pienso que está desarrollando programas y contenidos de arte contemporáneo que se sitúan al filo de la navaja, mientras que su formación y background le sitúan en un escenario mucho más académico. Rafael está haciendo un gran trabajo en el desarrollo de las muestras y exposiciones que, a mi entener, están muy inspiradas y, lo que es más importante, pueden comunicar muy bien con los ciudadanos de la ciudad. Creo que ésta es una aproximación a la sociedad muy humanista. Rafael Doctor es un director brillante y poco frecuente, tiene un gran sentido del equilibrio y visión de lo que debe ser un centro de estas características. Además, considero genial la política del Musac de generar colección con la obra de los jóvenes artistas españoles y continúe dándoles oportunidades para que se cumplan sus proyectos. -¿Van estos dos museos a continuar haciendo cosas juntos en el futuro? -Por mi parte, me encantaría realizar un proyecto con el Musac en un nivel institucional. Ésta es una opinión personal, pero sería muy interesante poder llevar a cabo una exposición común entre artistas japoneses y españoles o entre nuestras colecciones. -¿Cuáles son en su opinión los cauces de la creación artística en nuestros días? -El arte en sí mismo está en el proceso de un gran cambio en términos de los campos en los que se desarrolla, así como de significado. Por otro lado, hay que tener en cuenta que se está diversificando y debilitando a causa de la explotación comercial. Parece que en los últimos años se ha expandido por su interrelación con otros campos de creación, desplazándose del tradicional trabajo individual a proyectos más grandes e, incluso integrándose en el planeamiento de las ciudades. Algunas de las relaciones interdisciplinares de las que fuimos testigos en los 20 y 60 pueden volver a verse, e implican esta vez el campo de la información invisible y el desarrollo del método de su propia supervivencia. Sin embargo, no ha cambiado en su objetivo de revitalizar nuestra vida o nuestras sentidos y conciencia, algo que, por otro lado, considero el rol esencial del arte.

«El aniversario del Musac será un sondeo de la contemporaneidad»
Comentarios