martes 07.07.2020
LIBROS

«El leonés seguirá vivo si quieren los políticos»

García Hoyuelos promociona su libro ‘Aire, fuego y deseo’, con 25 poemas traducidos a 16 lenguas ibéricas distintas.
«El leonés seguirá vivo si quieren los políticos»

alejandro rodríguez | león

«Nun hai una alcordanza túa que nun tenga de mi una respuesta: un sospiru pollos tous llabios, las mias llágrimas qu’ impregnan de señardá los recorrieos de la tua piel, el silenciu la mayoría de las veces. Hei de sobrevivir al tou esquecimientu. Hei de deprender a morrire». Es uno de los muchos versos que recoge, en numerosos idiomas, el libro Aire, fuego y deseo, de Juan Carlos García Hoyuelos. En concreto, este poema, Nun hai día sin ti, está traducido al leonés por Ricardo Chao. Pero no es la única lengua que recoge este curioso ejemplar...

Castellano, ladino (sefardí), murciano, gallego, portugués, a fala, inglés gibraltareño, asturleonés, extremeño, euskera, aragonés, occitano-aranés, catalán, valenciano y romanó (la lengua de los gitanos); en total 16 lenguas diferentes para los 25 poemas originales en castellano que incluye el libro.

Este poemario del escritor «burgalés de Basauri» —como se define él mismo al haber nacdo en el País Vasco pero que con apenas un año de edad se fue a residir a Burgos— es la continuación de su anterior Se lo dije a la noche (2011), en la que ya incluyó algunas traducciones a otros idiomas. De hecho, en la contraportada de Aire, fuego y deseo el autor dice que este libro «supone la continuidad del compromiso de quienes, de una forma u otra, trabajamos para dignificar y defender los derechos lingüísticos».

Y a partir de esa premisa, García Hoyuelos se puso manos a la obra: «Son 25 poemas de amor y desamor que han sido escritos por mí en castellano y, con la ayuda de varios poetas, escritores, filólogos, lingüistas, periodistas, bertsolaris (recitadores en euskera de versos improvisados), profesores… han sido traducidos a todos los idiomas de Iberia, como pueden ser el gallego, catalán o portugués; pero también a algunas de las modalidades lingüísticas no oficiales, como el murciano, a fala o el extemeño». Por su parte, el autor también destaca el prólogo y los textos traducidos al ladino porque « rinden homenaje a los 90.000 sefardíes que, pese a vivir en la diáspora hace más de 500 años, conservan esta lengua de origen castellano».

Juan Carlos García Hoyuelos cree que a través de la poesía «se puede mostrar toda la variedad de nuestras lenguas ibéricas. Se puede pensar que los poemas traducidos están en otro idioma, pero todas las lenguas son iguales puesto que provienen del mismo lugar». En lo que concierne a los poemas traducidos a la lengua romance de León cabe resaltar las personas que han colaborado en ello, entre los que se encuentran leoneses como el investigador Nicolás Bartolomé Pérez, el historiador Ricardo Chao Prieto o el poeta y filólogo Roberto González-Quevedo; así como la asociaciones culturales Faceira y La Caleya de Astorga.

Por otro lado, el autor entrega gratuitamente a quien adquiera el libro un cedé en el que se incluyen las 25 poesías recitadas en castellano (varias de ellas por poetas leoneses, como Felipe J. Piñeiro García, Rafael Saravia y Raquel Lanseros) y 33 temas cantados en las lenguas relacionadas en Aire, fuego y deseo, versiones musicales de algunas de sus poesías. En concreto, el poema Avéirate está cantando en leonés por el grupo de música folk Tarna.

Tras dos años y medio de duro y arduo trabajo, el burgalés se muestra muy satisfecho por la acogida que ha obtenido su obra: «Lo publicamos en mayo y, para mi sorpresa, en la Feria del Libro de Burgos conseguí que fuese el título más vendido». Por ello, confiesa que su tarea ahora es llevar este poemario a todos los rincones del mundo que pueda: «Mi intención con este libro es dar a conocer cuáles son nuestras lenguas y, a la par, salvaguardarlas para que no queden en el olvido, ya que para mucha gente varios de estos idiomas son prácticamente desconocidos».

Por eso, a partir de septiembre comenzarán las presentaciones de su libro: «El 26 de septiembre estaré presentando Aire, fuego y deseo en Tel Aviv, organizado por la comunidad sefardí. Después lo daré a conocer en Valencia, Murcia, A Coruña, Oviedo... y, obviamente, también en León, lo más seguro el año que viene, y es posible que haga lo propio en ciudades como Nueva York, Buenos Aires y Estambul».

Al preguntarle al burgalés sobre cómo ve en la situación actual el leonés García Hoyuelos opina: «Seguirá vivo mientras los políticos quieran y las instituciones cumplan con todo lo que está escrito para proteger esta lengua y que no quede en el olvido». Mientras tanto, anima a la gente a comprar su libro porque dice que «les sorprenderá».

«El leonés seguirá vivo si quieren los políticos»
Comentarios