lunes. 04.07.2022
Entrevista | PHILLIP KLAIS | CONSTRUCTOR DEL ÓRGANO DE LA CATEDRAL

«El órgano de la Catedral hará realidad en León una nueva visión de la música»

Asegura que en 120 años nunca han construido el mismo órgano dos veces y subraya que el que acogerá la Catedral de León será único en el mundo. Lleva más de veinte años articula
Imagen del luthier Phillipp Klais, artífice del nuevo órgano para la Catedral de León.

Procede una saga de ilustres constructores de órganos y es responsable del que actualmente luce la basílica del Pilar de Zaragoza. Phillipp Klais se muestra entusiasmado con el proyecto de la Catedral de León, al que califica de fascinante. Será sin duda uno de los diseños más importantes de una familia que lleva más de dos siglos en este negocio. Dicen los entendidos que la atención de Klais por el detalle roza la obsesión. Un detalle. Tan sólo utiliza madera de árboles que él mismo ha seleccionado y cortado no sólo el día exacto que él mismo elige sino a la hora exacta que ha especificado. «Tiene que ver con la luna. Puede que te produzca risa, pero si pensamos que la luna hace que las mareas suban y bajen, puede que nos demos cuenta de que también produce el mismo efecto en la sabia de los árboles», explica.

-¿Qué tiene de especial este proyecto?

-La Catedral de León es para mí una de las catedrales más fascinantes del mundo. Podría decirse que se trata de una hermosa habitación y, creáme, se trata de un sueño para cualquier constructor de órganos tener la oportunidad de diseñar y construir un instrumento para este espacio. Para este proyecto estamos trabajando con el famoso compositor y organista Jean Guillou, que ha desarrollado ideas exclusivas para este instrumento en concreto. El maestro es el artífice de un nuevo concepto musical, de una visión que se hará realidad en la Catedral de Santa María. Piense que llevamos más de veinte años trabajando en un plan que ahora se hará realidad.

-Supongo que durante estos veinte años, habrá cambiado el proyecto original.

-Como le digo, hemos estado trabajando muchos años con Jean Guillou en esta idea, en la realización de su visión para este órgano. En líneas generales, el proyecto no ha cambiado. Sin embargo, como puede decirse que se ha tratado de un work in progress , a lo largo de todo este periodo de tiempo, sí que hemos ido introduciendo pequeñas enmiendas que se han integrado en el concepto global y seguirán produciéndose hasta que completemos el instrumento.

-¿Tiene la Catedral algún elemento que provoque cambios en el sonido del instrumento?

-La Catedral de León dispone de unas condiciones acústicas increíbles. Su tiempo de reverberación está muy equilibrado. La Catedral es, desde el punto de vista arquitectónico, un edificio fascinante, muy inspirador. Nuestro objetivo es crear un sonido que llene todo el espacio de musicalidad, un sonido que se escuche con los oídos pero que se sienta con el corazón.

-¿Será similar en algún aspecto a otros órganos construidos por usted?

-Las ideas del compositor Jean Guillou están basadas en tradiciones del pasado, pero están compuestas de manera vanguardista, con lo que nos conducen hacia el futuro. Por lo tanto, el instrumento que está gestándose tendrá una gran personalidad, con soluciones únicas e inéditas hasta ahora. Como le he dicho, será un instrumento que no podría entenderse en otra catedral, un órgano para la liturgia, pero también para los grandes conciertos. Será único y especial pero, al tiempo, estará basado en las tradiciones de los grandes constructores de órganos de hace siglos.

-¿Ha comenzado ya a construirlo?

-Llevamos veinte años trabajando en él. Ahora, finalmente, el contrato se ha firmado y estamos emocionados por ello. Durante los próximos meses, afrontaremos un intenso proceso de planificación con el objetivo de resolver todos los diseños técnicos del instrumento. Estamos trabajando de manera estrecha no sólo con Jean Guillou, sino también con el artista español Paco Chamorro Pasqual y, por supuesto, con Samuel Rubio y el Deán de la Catedral. Además, colaboramos con los arquitectos e ingenieros del templo, con lo que puede decirse que se trata de un proceso muy detallado y planificado. A esta planificación seguirá el proceso de construcción del órgano en nuestro taller de Bonn.

-¿Cuántas personas están implicadas en el proyecto?

-Ahora mismo, durante el proceso de planificación, hemos creado un equipo de tres personas. Más tarde, una vez comience el proceso de construcción, habrá hasta veinte personas trabajando hasta la total desarrollo e instalación del órgano en León. Estamos deseando ver cómo queda el instrumento en su fantástica Catedral.

-¿Podría explicarnos cuál es el proceso que sigue para construir un órgano?

-Antes de nada, hay que precisar que se trata de un instrumento musical, con lo que resulta fundamental definir de manera acústica el espacio ideal para el órgano. Al mismo tiempo, resulta vital tener en mente cuál debe ser el mejor concepto y método de construcción para éste. Pero es que, además de ser un instrumento musical, un órgano es una pieza arquitectónica que debe ser -permítame la expresión- -˜adoptada-™ por un espacio ya consolidado, y, por último, pero no menos importante, es una pieza de ingeniería. Por lo tanto, usted comprenderá la complejidad de poner todos estos elementos en común para crear un instrumento ideal. Nuestro trabajo siempre se basa en la tradición, bebemos del pasado. Quiero señalar una vez más lo agradecidos que nos sentimos de contar con Jean Guillou, que ha creado el concepto musical y la visión para el instrumento. Nuestro objetivo es combinar la tradición del pasado con la visión de Jean Guillou para el futuro y crear así un instrumento que llenará el fantástico espacio con música para la liturgia y para la celebración artística de festivales musicales. Será un instrumento que inspire a los artistas, que magnifique la interpretación y que conmueva el corazón de la congregación.

-¿Cuáles son las características del órgano?

-El órgano de la Catedral de León se dispondrá en las cuatro balconadas del coro, dos en cada lado enfrentados entre sí. Será un instrumento de gran colorido, con diferentes colores tonales, pero organizados de tal manera que se fundirán muy bien entre ellos. Jean Guillou ha creado una visión musical que le dotará de incontables colores tonales, y reflejará los bellos colores de las vidrieras de este edificio fascinante.

-¿Cuándo estará terminado?

-Se espera que esté terminado a finales de agosto del 2013.

«El órgano de la Catedral hará realidad en León una nueva visión de la música»
Comentarios