sábado. 04.02.2023

«En la Biblioteca Nacional antes el ujier traía un códice mientras comía chorizo»

El concejal de la UPL Alejandro Valderas, como investigador y bibliotecario, ha sido testigo de «atrocidades» en la Biblioteca Nacional en los años 90. Recuerda que un norteamericano pidió permiso para calcar unas miniaturas de un códice medieval. «He visto a un ujier traer un códice en una mano y un bocadillo de chorizo en la otra y posar el libro en un radiador». Valderas también recuerda otro caso que pone en duda el trato que recibían hasta hace poco los manuscritos en la Biblioteca Nacional que hoy dirige Rosa Regás. «En la sala de lectura podías escribir o pegar una foto en el códice; nadie se enteraba». Hoy, los libros «te dejan verlos, pero no tocarlos. Te los enseña un señor con guantes. Y hay un auténtico 'espionaje' sobre lo que haces. Te cachean, no pueden llevar un bolígrafo encima y te vigilan de cerca»· Valderas afirma que no se deben prestar estos valiosos libros para exposiciones. «En las Edades de Astorga había códices expuestos en atriles».

«En la Biblioteca Nacional antes el ujier traía un códice mientras comía chorizo»
Comentarios