lunes 24/1/22

Néstor López pertenece a esa generación de jóvenes a la última en todo, aunque a él le haya dado por una cosa antigua, casi de mayores, como es el cine. Parte de culpa la tienen sus padres, porque en su día vio ‘El resplandor’, por ejemplo. Pero como es de estos tiempos, sus inicios pertenecen a su etapa como guionista de Paramount Comedy. Supo salir a tiempo de ese bucle y como quería ser director decidió ser el productor de sus artefactos. Ahora le tocan varios minutos merecidos de gloria. Porque alcance o no el Goya, tiene dos balas en la recámara para que su nombre suene.

Enfant terrible del cine leonés
Comentarios