sábado. 04.02.2023

‘La equilibrista’: entre la tradición y la innovación

El Musac presenta hoy una muestra sobre la peruana Teresa Burga, una artista alejada de la palestra por el conservadurismo

El dibujo de una mujer caminando sobre una delgada cuerda ante un abismo incierto es La equilibrista, el autorretrato que dejó la peruana Teresa Burga dos meses antes de morir en 2021. El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) abre hoy las puertas de su muestra La equilibrista, en honor a esa obra y a esa mujer innovadora que vivió la represión de una dictadura y la presión del conservadurismo artístico que trataba de limitar las propuestas creadoras que desafiaban a la tradición. Su prolífica carrera de sesenta años se analiza ahora por la tensión, cual cuerda de equilibrista, que levantó entre dos mundos, entre la tradición peruana y las nuevas vanguardias que surgieron en EE. UU. a partir de los años 60.

El director del Musac, Álvaro Rodríguez Fominaya, y la co-comisaria, Helena López Camacho, presentaron ayer en estos términos la obra de la artista para reivindicar su legado. La muestra, que puede visitarse hasta el próximo 28 de mayo, se inaugura hoy. Con motivo del estreno, el Musac ha programado una visita guiada para hoy a las 19.30 horas y otra mañana a las 18.00 horas. En ambos casos la entrada es gratuita.

Teresa Burga (Iquitos, 1935 - Lima, 2021) inició sus estudios de arquitectura en la Universidad Nacional de Ingeniería, formación que abandonó tras dos años para iniciarse en las artes plásticas en la Escuela de Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Graduada en 1965, una beca del Programa Fulbright posibilitó su traslado a Chicago para continuar su formación en el Art Institute de Chicago entre 1968 y 1970. Su estancia en EE. UU. le permitió entrar en contacto con nuevas vanguardias del momento, en aquel entonces epicentro del mundo del arte. En esta misma época formó parte del grupo Arte Nuevo (1966-68) en Perú. A esta agrupación artística peruana se les atribuye haber introducido nuevas corrientes como el Pop Art, Op Art y el Arte conceptual en Perú y Latinoamérica.

A su regreso de Chicago, la artista encuentra en su Perú natal un régimen militar que ahoga las libertades sociales y limita el desarrollo de nuevos lenguajes plásticos. En octubre de 1968 y tras el golpe de estado de Juan Velasco Alvarado se instaura en el país el Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada, que permanece en el poder hasta 1975

Tal y como señala la co-comisaria López Camacho, Burga realiza su obra más reconocida entre 1970 y mediados de los años ochenta con unas «propuestas de una alta abstracción figurativa, con un plantemiento muy conceptual», aunque en realidad «el dibujo es la única disciplina que Teresa desarrolla desde el principio de su carrera y hasta el final de sus días», como es el caso de La equilibrista.

«Afortunadamente —señala Helena López Camacho— en 2006 dos jóvenes historiadores peruanos, a la búsqueda de obra susceptible de ser incorporada en una exposición colectiva centrada en el grupo de Arte Nuevo, descubren un ingente corpus realizado en el interior del hogar que empieza a ser incorporado nuevamente a la escena artística de Perú, pero que da el salto al ámbito internacional».

‘La equilibrista’: entre la tradición y la innovación
Comentarios