domingo 13/6/21

«Es un alegre episodio en estos días difíciles»

Luis Miguel Rabanal recibe mañana el premio Omañés del Año A la entrega acudirán Gamoneda y otros diez autores.
Rabanal, de niño, fotografiado junto a su abuelo Miguel delante del comercio familiar de Riello. IEO
Rabanal, de niño, fotografiado junto a su abuelo Miguel delante del comercio familiar de Riello. IEO

e. g. | león

«Que en la tierra de uno, incluso no muy lejos de ella pero sin posible regreso desde hace 27 largos años, se vea reconocido el esfuerzo por dar a conocer siquiera mínimamente Omaña, su toponimia, algunas de sus costumbres, su lengua, etcétera —desde mi obra literaria, tal vez—, supone un alegre episodio del día a día, máxime en estos de cama y más cama, de no excesiva felicidad, para decirlo bonito».

Poco más se puede añadir a las palabras que el poeta remitió a este periódico. Mañana, Luis Miguel Rabanal, escritor, sí, pero también ejemplo extraordinario de lucidez, de laboriosidad, de altura moral y de lucha diaria contra la adversidad de su tetraplejia, será declarado Omañés del Año en su villa natal de Riello. No será un acto al uso, poblado de palabras más o menos hermosas, más o menos oficiales o más o menos vacías. Será, seguro, un canto coral a la verdad y a la amistad, a las cosas más esenciales de la vida, y el tributo de toda una comarca al ejemplo de coraje extremo de Luis Miguel Rabanal. Comenzará a las 19.30 horas en la Casa de Cultura, donde está prevista la llegada de Antonio Gamoneda, premio Cervantes de Literatura, y de representativos nombres de la poesía y la narrativa hecha en León, como Rafael Saravia, Alberto R. Torices, Toño Morala, Luis Luna, Felipe J. Piñeiro, Lourdes de Abajo, Miguel Ángel Contreras, Azarías D’Leyre, Antonio Manilla, Carmen Busmayor... y música con alma y mensaje a cargo del cantautor Alfonso Salas.

El Instituto de Estudios Omañeses dejó también meridiana su decisión cuando informó de que el reconocimiento se le concede «por el conjunto de su destacada obra poética. Y por haber creado el territorio literario de Olleir (Oterico, Los Orrios, Ceide, La Velilla, Trascastro, Ariego, Socil, Pandorado y Riello). Un territorio que figura en varios libros y numerosos poemas».

El premio le ha supuesto «una enorme satisfacción» a Rabanal. Una satisfacción que le sabrá, seguro, a brezo, a monte de robles y a cocina de horno.

«Es un alegre episodio en estos días difíciles»
Comentarios