martes. 05.07.2022

Parece que los vampiros no son los únicos que tienen sentimientos. Al menos eso es lo que intenta demostrar Memorias de un zombi adolescente, la cinta de Jonathan Levine que tira por tierra el lado sanguinario y violento que el celuloide tantas veces ha mostrado de estas criaturas. Una nueva perspectiva que viene de alcanzar el número uno en la taquilla estadounidense. El actor en alza Nicholas Hoult da vida a R, un zombi con problemas existenciales que tras conocer a una joven, interpretada por Teresa Palmer, comenzará a experimentar sensaciones que creía perdidas tras morir, incluido el amor. Un hecho que cambiará para siempre la forma de relacionarse entre vivos y muertos vivientes. John Malkovich, Analeigh Tipton y Rob Corddry completan el reparto.

Existencialismo para un muerto
Comentarios