domingo 29/11/20

Feria del Libro de Guadalajara: creatividad frente a presencialidad

La pandemia condicionará todo el desarrollo de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara (México), certamen que ha tenido que optar por la creatividad frente a la presencialidad para poder celebrar su 33 edición, la primera en su historia que arrojará números rojos.

La que desde hace siete años ejerce como directora general de la FIL de Guadalajara, Marisol Schulz, participó ayer en un encuentro virtual organizado por la Fundación Princesa de Asturias con motivo de la concesión del galardón de Comunicación y Humanidades 2020 que el rey Felipe VI entregará mañana en una ceremonia que se verá limitada también por la covid-19.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la más importante de habla hispana, fue galardonada este año junto al Festival of Literature & Arts, nacido en un pequeño pueblo galés, con el Premio Princesa Asturias de Comunicación y Humanidades por ser uno de los más importantes puntos de encuentro del libro, los escritores, los lectores y la cultura en el mundo.

Schulz, que ha repasado la historia, hitos y evolución de esta feria literaria de la mano del periodista Álex Grijelmo, miembro del jurado de este galardón, ha incidido en que la FIL ha tenido que reinventarse más que nunca este año para poder celebrar una edición que estará marcada de forma decisiva por el coronavirus.

«IRREALIZABLE»

En pasadas ediciones, la FIL celebraba una media de 3.000 actividades a lo largo de 9 días, una programación que no podrá mantenerse de forma virtual en esta ocasión porque sería una «locura irrealizable» hace 25 actividades de forma simultánea a lo largo de cada una de las jornadas programadas.

Aunque ha reconocido que en marzo sí que pensaban que podrían llevar a cabo la última feria literaria del año de forma presencial, a pesar de que tuviese que estar pasada por gel antibacteriano, la situación de la pandemia en México y en el mundo ha obligado a dar marcha atrás. «De aquí a diciembre las cosas no van a mejorar y dado el nivel de riesgo no se puede hacer un evento con 800.000 personas», subrayó Marisol Schulz.

Feria del Libro de Guadalajara: creatividad frente a presencialidad
Comentarios