jueves 26/5/22

El folk de Rodrigo Martínez vuelve ahora con ‘Voces daba un marinero’

La canción y video fue grabada en el Museo del Ferroviario de Cistierna
                      Rodrigo Martínez amplía su repertorio folk con ‘Voces daba un marinero’. RAMIRO
Rodrigo Martínez amplía su repertorio folk con ‘Voces daba un marinero’. RAMIRO

Bajo el nombre de Sesiones del Hullero el músico Rodrigo Martínez ofrece una nueva fotografía de su proyecto personal que, por entregas, va publicando a través del canal de youtube (tsumetv) de Música Con Tsume. La primera de ellas ya está disponible en el mencionado canal y las siguientes aparecen este marzo y en el mes de abril, respectivamente.

La canción y video fue grabado en el Museo del Ferroviario de Cistierna el pasado año 2021, y en ella participan además Jaime del Blanco (viola) y Sergio Rodríguez (acordeón y percusiones), miembros del formato trío de este proyecto. El sonido fue responsabilidad de Pablo Vega (Ruidostudios) y la imagen obra de Lughan, ambos, profesionales habituales de esta casa.

La historia parte ya de hace dos años. Bajo el auspicio de Música Con Tsume y en colaboración con el colectivo Lugham, Rodrigo Martínez presentó La casa de la reguera, una trilogía videográfica en la que muestra una nueva visión fresca y renovada de su música. Los videos contienen parte del repertorio que, basado en la tradición leonesa, el músico viene tocando actualmente en sus conciertos, y que serán publicados en un futuro próximo en su primer trabajo en solitario. En esta trilogía, el músico leonés Se trata de un magnifico trabajo de espléndidos resultados que ahora se presenta desde este colectivo.

Rodrigo Martínez da así un paso más entre sus múltiples proyectos. Con Víctor M. Díez forma Caja Baja, una comunión entre la palabra y la música, una suerte de investigación, una escucha, búsqueda, tentativa, un encuentro entre mundos que chocan: el folclore con la música electrónica o Paul Celan a ritmo de Tentenube, una materia que surge en una conversa, en un incunable, en un poeta contemporáneo maridado con un ritmo de siega… Materiales sonoros, voces, tradiciones… todo en un laboratorio pequeñín de paja y barro. En nuestra búsqueda nos veríamos reflejados en la definición de la belleza de Lautremont, tan utilizada por los surrealistas: La belleza es el encuentro fortuito entre una máquina de coser y un paraguas en un quirófano. Esa extrañeza, esa emoción es nuestro empeño.

Pero si en esta Caja Baja hay experimento, en Tarna hay una explosión y reivindicación del mejor folk leonés. O con Run, trío instrumental que basa su timbre en la rítmica de las guitarras y la contundencia de las gaitas y las flautas, con un sonido festivo y desenfadado cuyo repertorio, basado en la tradición oral, se nutre también de músicas actuales como el blues, el jazz o el funky,

El folk de Rodrigo Martínez vuelve ahora con ‘Voces daba un marinero’
Comentarios