domingo 16/5/21
Encuentros inspiradores

La Fundación Cerezales acercará 'Los sonidos de la escuela rural' al Prado

cerezales
La cita está organizada por el Museo del Prado. CASTRO

La Fundación Cerezales Antonino y Cinia (FCAYC) acercará el próximo sábado 8 de mayo -a las 10.20 horas- su proyecto 'Los sonidos de la escuela rural' al primero de los 'Encuentros Inspiradores. Sobre arte y escuela' organizados por el Museo Nacional del Prado.

Así, en el marco del segundo eje titulado 'Ecología y sostenibilidad', el músico, artista y educador Luis Martínez Campo, responsable del área de sonido y escucha en la Fundación Cerezales, expondrá un trabajo realizado en estrecha colaboración con el Colegio Rural Agrupado (CRA) Ribera del Porma.

Este proyecto pretende estimular el aprendizaje y la experimentación sonora a través de la estancia en el CRA de Martínez Campo y de la mano de la pianista y compositora Hara Alonso y Juventudes Musicales de León.

"Partiendo desde una perspectiva local, busca experimentar con el sonido desde la vivencia, poniendo énfasis en los procesos de creación colectiva y relacionándolos con las materias troncales a través de tres conceptos clave: el paisaje sonoro, la oralidad y la grabación sonora", expone la FCAYC sin obviar una "actitud de escucha y colaboración".

Cofinanciado por la Fundación Daniel & Nina Carasso (gracias a ser seleccionado en la convocatoria CLAVES), el proyecto se ha desarrollado a lo largo de tres cursos académicos (empezando en septiembre de 2017 y finalizando en junio de 2020), en horario lectivo, implicando al alumnado del CRA, a sus familias y al profesorado.

Apoyar la labor de los centros escolares en estos tiempos de especial dificultad, generando una red de trabajo e investigación en torno y a través del arte con equipos multidisciplinares formados por docentes, artistas, estudiantes, investigadores y educadoras de museos es el objetivo de los 'Encuentros Inspiradores' del Prado.

En este sentido, 'Los sonidos de la escuela rural' ha pretendido despertar en los alumnos una mirada basada en la autoestima y la crítica constructiva hacia las vivencias cotidianas y la relación con el medio en que se expresan.

Asimismo, ha abordado la música y lo sonoro desde la interdisciplinariedad, utilizando los contenidos de las materias troncales para llegar a la creación sonora; ha enfocado la práctica musical desde la improvisación hacia el desarrollo de procesos y no hacia la consecución de productos; y ha desarrollado el empoderamiento del alumnado, estimulando la confianza en sus propias capacidades creativas, para favorecer que encuentre sus propias soluciones a los problemas.

La Fundación Cerezales acercará 'Los sonidos de la escuela rural' al Prado
Comentarios