viernes. 27.01.2023
| Reportaje | Misterios artísticos |

La Gioconda de Leonardo no podía ser inmortal

La mujer en la que se inspiró el gran artista italiano para realizar uno de los cuadros más enigmáticos murió en un convento en 1542
Imagen de La Gioconda en París
Un investigador italiano especializado en La Gioconda, también conocida como Mona Lisa asegura que ha logrado establecer con exactitud la fecha de la muerte de la dama florentina retratada por Leonardo da Vinci. Según el científico la mujer vivió sus últimos años en un convento de Italia, donde recibió sepultura en julio de 1542. El estudioso Giuseppe Pallanti, quien ha indagado en los archivos de una iglesia del casco histórico de Florencia, argumenta que ha descubierto el certificado del fallecimiento de «a esposa de Francesco Del Giocondo», quien murió el 15 de julio de 1542 y fue enterrada en la iglesia de Santa Orsola. Lisa Gherardini La Gioconda, cuyo verdadero nombre era Lisa Gherardini, nacida en mayo de 1479, fue la segunda esposa de un rico comerciante de sedas, Francesco del Giocondo, con el que tuvo cinco hijos. Según numerosos estudiosos, Leonardo da Vinci se inspiró en esta dama para realizar uno de los cuadros más célebres de la historia de la pintura, cuya enigmática sonrisa atrae a millones de visitantes al museo del Louvre, en París, donde está expuesto. Mona Lisa habría muerto a los 63 años en el convento de Santa Orsola, donde se había retirado para pasar los últimos años de su vida. «En ese convento Mona Lisa instaló a su última hija, Marietta, quien luego decidió ingresar en la orden religiosa. Allí Lisa, como estaba previsto en el testamento de su marido, que falleció cuatro años antes, pasó el resto de su vida», declara Giuseppe Pallanti al diario La Repubblica . Pallanti, quien estudia desde hace numerosos años la vida y la historia de La Gioconda, es autor de varios libros sobre el tema, entre ellos «Monna Lisa, mulier ingenua», publicado en 2004. La identidad de La Gioconda ha suscitado muchos debates en el curso de estos siglos y algunos historiadores niegan que Lisa Gheradini haya sido retratada por el genio italiano. Tras el nuevo descubrimiento, Carlo Pedretti, renombrado experto de Leonardo da Vinci, pidió que los presuntos restos de Mona Lisa sean exhumados y se analice su ADN. «Con las técnicas actuales, se puede reconstruir su aspecto físico, incluso el rostro y aportar así una contribución importante para resolver el enigma», precisa.

La Gioconda de Leonardo no podía ser inmortal
Comentarios