viernes. 01.07.2022
pe
Penélope Cruz, a su llegada a los premios Goya. EFE

A pie de alfombra hubo luces (aunque también algunas sombras), muchísimas cámaras y una acción frenética. Una edición más -y van 34- la moda se convirtió en una de las grandes protagonistas de la fiesta del cine español. Y no defraudó. Los looks elegidos por directores, actores y actrices para acudir a la cita malagueña acapararon flashes y primeros planos en un irreconocible palacio de deportes Martín Carpena. Sobre la 'red carpet' patria por excelencia desfilaron propuestas para todos los gustos. Unas brillantes, como el vestidazo de Penélope Cruz de flores 3D firmado por Ralph & Russo. Sin duda, el más romántico de la noche. Perfecta también Nieves Álvarez -con un total look verde de flecos de la italiana Alberta Ferretti- o Paz Vega, que tuvo una de sus alfombras más acertadas en los Goya de los últimos años, con un modelo blanco de manga larga de lentejuelas -sobrio a la par que espectacular-, que además le quedaba como un guante.

VERDÚ

Pasar el examen fashionista no era tarea fácil. La crítica especializada es exigente y no perdona, lo que convierte el codiciado listado de mejor vestidas en un palmarés que requiere de buen gusto, olfato y un equipo de buenos asesores, estilistas, maquilladores y peluqueros. Cada pieza cuenta. De ello saben bien Maribel Verdú -quien optó esta vez por un diseño en negro y dorado que remató con una juvenil trenza lateral-, Andrea Duro -muy guapa, con un vestido de pailletes asimétrico de Philosophy- o Silvia Abascal, quien pese a no lucir esta edición su mejor look (el Marchesa de 2019 era muy difícil de superar), supo defender un sofisticado diseño de Elie Saab. El cóctel de bordados, brillos, lentejuelas, transparencias, escote asimétrico y una larga cola -lo tenía todo- hizo que pecara de excesiva.

goya32

Quienes también dieron de qué hablar -sobre todo en redes sociales- fueron Anna Castillo y Belén Rueda. Ambas actrices fueron anoche 'trending topic' en Twitter por sus vestidos. La primera, a causa de la pronunciada abertura hasta la cintura que dejaba por completo visible su pierna derecha. La segunda, por su estética retro -muy años 20-, que muchos se apresuraron en comparar a su vez con la de la protagonista de la película 'Frozen'. Un vestido turquesa de kilométrica cola y guantes largos a juego que, aunque fue criticado, fue de los pocos que aportó algo de frescura en una noche dominada por los looks bicolor en blanco y negro y por los tejidos metalizados. En este sentido, estuvo impecable María Barranco con un vestido de 'print' floral en tonos nude, celeste y amarillo con destellos metalizados que le favorecía muchísimo. Preciosa su maxi lazada en la espalda. Belén Cuesta, que ganó el Goya a la mejor actriz protagonista, brilló con un original modelo de Pertegaz bicolor en crudo y negro, con una falda tulipán con abertura por delante que dejaba sus piernas a la vista.

nievesJAENADA

Nieves Álvarez. EFE

En el capítulo masculino, también grandes alegrías estilísticas. Muy elegantes Antonio Banderas y Antonio de la Torre. Ambos con esmoquín a medida. El primero firmado por Emidio Tucci para El Corte Inglés y el segundo de la firma Toque de Sastre (la misma a la que recurrió en la edición de 2019). Pero no hay alfombra sin excentricidad y en esta edición uno de los protagonistas fue Oscar Jaenada que se presentó con unas gafas moradas totalmente fuera de lugar. Los Javis (Javier Ambrossi y Javier Calvo) volvieron a llamar la atención con sus impactantes 'outfits' -a juego por cierto-, firmados por Lanvin, mientras que Eduardo Casanova acaparó miradas con un chaqué blanco, con solapas asimétricas, fajín de seda y capa de Mans Concept. Completó el arriesgado look con guantes de plumeti y botines.

Glamour en la alfombra roja
Comentarios