domingo 20/6/21
Biblioteca Gumersindo de Azcárate

La guardiana de los liberales leoneses cumple cien años

Un siglo de historia, cuya conmemoración se ha visto interrumpida por la pandemia, no podía quedar en nada. El equipo de la Biblioteca Azcárate lleva un año trabajando para que el legado del gran liberal leonés persista, para que los leoneses conozcan la hazaña de don Gumersindo...
tres
Luisa Traseira, Salvador Gutiérrez y Mario de la Fuente en la biblioteca central de la Fundación. MARIO DE LA FUENTE

Nació en 1921 y, desde entonces, ha ido atesorando una de las historias más importantes para el acervo de la ciudad. La biblioteca Gumersindo de Azcárate, dependiente de la Fundación Sierra Pambley, cumple este año un siglo de vida, aunque su historia comenzó cuatro años antes, cuando Manuel Bartolomé Cossío, presidente del Patronato de la Fundación Sierra-Pambley, decidió la construcción de una Biblioteca que albergara los fondos donados por los herederos de Gumersindo de Azcárate.

El proyecto fue encargado al arquitecto municipal Manuel de Cárdenas. Durante la época de posguerra, incautada la Fundación y dirigida ésta por una Comisión Gestora nombrada por la

Diputación Provincial y el Obispo de León, se nombra encargado de la Biblioteca a Antonio González de Lama, que la mantiene como un reducto de libertad dentro del oscuro panorama de posguerra. A su muerte, en 1969, la Biblioteca se cierra hasta 1981. Después de restaurada la democracia, el Ministerio de Educación y Ciencia restituye a la Fundación sus derechos y propósitos y se retoma el papel docente y cultural.


Alguno de los libros rescatados. FERNANDO OTERO

La Biblioteca nació de los fondos donados por Gumersindo de Azcárate, pero a ellos se unieron los de la bibliotecas de los Sierra Pambley, principalmente las de Felipe Sierra Pambley y Marcos Fernández Blanco. Estos aportaron importantes ediciones de los siglos XVIII y XIX, 404 títulos y 897 volúmenes cuyas materias predominantes son Ciencias Sociales y Derecho, con una importante representación de los enciclopedistas franceses (Diderot, Voltaire, Condillac).

Para celebrar el centenario de la biblioteca, el Patronato de la Fundación, presidido por Salvador Gutiérrez, ha puesto en marcha un plan cuyo motor principal ha sido la conservación y la promoción del centro cultural de la ciudad. Los responsables de gran parte de este trabajo son Mario de la Fuente y Luisa Traseira, gerente y directora de la institución.

Ésta última explica que entre los trabajos que se han organizado para celebrar la efeméride destaca la ordenación e investigación de los fondos. Para ello, se han extraído todas aquellas publicaciones posteriores al año 1936, para dejar únicamente en la sala de la Biblioteca Azcárate todos los fondos históricos que se conservan en la biblioteca de la primera época de la Fundación Sierra Pambley, la anterior a la incautación de sus bienes tras el golpe de estado. El objetivo es la organización de la Biblioteca según un criterio historicista, que permita acercar la visión actual de la Biblioteca Azcarate a la que tuvo en su origen (los libros donados por Gumersindo Azcárate, los pertenecientes a la familia Sierra Pambley, los adquiridos por la Fundación Sierra Pambley para la escuela de León e importantes donaciones antiguas)


Detalle de una de las paredes de la biblioteca. FERNANDO OTERO

Los libros procedentes de las Escuelas de la Fundación Sierra Pambley, Villablino, Hospital de Órbigo, León, Moreruela y Villameca, hasta ahora en almacenes, se ubicarán en los armarios exentos de la sala.

El resto de los fondos se han alojado en un espacio junto a la biblioteca histórica donde se añadirán las nuevas incorporaciones producto de las compras, regalos institucionales, donaciones, etc.

Destaca Luisa Traseira que este año la Biblioteca recibió dos importantes donaciones —tanto en número de volúmenes como en trascendencia—. Una de ellas relacionada con la Institución Libre de Enseñanza y la renovación pedagógica y la otra consta de un importante conjunto de obras de poesía y lingüística y revistas como Goya, del Museo Nacional de Artes Decorativas y La Revista de Occidente que completan las colecciones que ya custodiaba la biblioteca.


Joya bibliogáfica que conserva la Fundación. FERNANDO OTERO

De la misma manera, la biblioteca de la Familia Sierra Pambley ha sido alojada en un espacio específico destinado a fondos de especial trascendencia, y ha sido enriquecido con numerosos volúmenes firmados o dedicados por algún miembro de la familia. Todos ellos habían sido ubicados erróneamente entre otros grupos de fondos. El descubrimiento permitirá a los investigadores conocer los gustos e intereses de la familia Sierra Pambley.

Todas estas labores de reordenación de los fondos se han simultaneado con la investigación con el objetivo de elaborar contenidos temáticos y realizar una programación de actividades en la Biblioteca que se basará en visitas guiadas y charlas temáticas y al incremento de la investigación.

Además, una vez que la pandemia haya pasado y sea posible la recuperación de las actividades ‘en vivo’, la Fundación ha diseñado una serie de conferencias o charlas impartidas por los patronos de la Fundación, historiadores o literatos, conciertos y otras actividades culturales que sirvan para implicar a la ciudad en la celebración del centenario y que se celebrarían durante el mes de diciembre.


Busto de Azcárate y fotografías de los directores de la biblioteca. FERNANDO OTERO

La guardiana de los liberales leoneses cumple cien años
Comentarios