lunes 6/12/21

Guzmán: bueno, sí, ¿y si era norteafricano?

Un leonés pide a Tarifa que se quite de una placa el origen ‘castellano’ del ídolo
                      Estatua de Guzmán El Bueno en Tarifa, en la Alameda. DL
Estatua de Guzmán El Bueno en Tarifa, en la Alameda. DL

Debió de ser tan bueno Guzmán que le salen novias como partidas de nacimiento como si fuera del mismo Bilbao, que son los que pueden ser de donde quieran. Habrá que dejarlo en ‘el bueno’ y de León, por encima de todo, que es donde la reclamación de procedencia se ejerce como si se basara en lecturas de libros de quinientas páginas para sustentar la exigencia, aunque luego solo sea pasión a raudales. Pero, también fue ¿sevillano, castellano, norteafricano? Lo único que es verdad, es que la cronista oficial de Tarifa es un encanto intelectual y profesional, que responde al reproche de un leonés que se queja de que a Guzmán El Bueno, el de la estación, se le adjudique matriz castellana en la placa de cerámica a los pies de su estatua, y ubicada en la Alameda, con un relato documentado con todas las posibilidades. Ante todo, mucha calma, parece dejar en el aire.

«Hace unos días inicié mi propia cruzada para que retirasen el nombre de castellano de la placa de Guzmán el Bueno en Tarifa. La concejalía de Cultura, amablemente, ha contestado a mis deseos con una misiva de la cronista oficial», señala Rafael de Otero, que alude a la respuesta documentada de Candelaria Muñoz Ruiz, cronista oficial de Tarifa.

                      Placa de cerámica a los pies del monumento. DL

Placa de cerámica a los pies del monumento. DL

Y aquí es donde empieza una historia que sí que abunda más que en el apropiacionismo de la Historia o su relectura con fines interesados, en lo que tiene tanto de didáctico que puede ayudar de una vez a no mirar el pasado con los ojos del presente, sino a discriminar lo que es conocimiento de lo solo comprobado. «En contestación a la consulta que, desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Tarifa, se nos hace, sobre una petición que el Sr. Rafael de Otero remite al Ayuntamiento de Tarifa para que se cambie la palabra ‘castellano’ por ‘leonés’, en la placa de cerámica que se encuentra en la Alameda, a los pies de la estatua de Guzmán el Bueno, debo decir lo siguiente:) Generalmente la historiografía y la tradición consideran que Alonso Pérez de Guzmán (que alcanzó el calificativo de Bueno por su heroica defensa de la plaza de Tarifa, que le había encomendado el rey Sancho) nació el 24 de enero de 1256 en la ciudad de León. Es cierto que ésta es una idea generalizada y no sólo en la página que el señor Otero indica: ttps://dbe.rah.es/biografias/6846/alonso-perez-de-guzman, sino en la mayoría de los documentos, biografías e historias, figura el nombre de León, como la ciudad natal de nuestro héroe universal», comienza la explicación, que resulta ser una buena lección. Así consta según Hermenegildo López González, catedrático de Filología Moderna de la Universidad de León. O según Afrodisio Ferrero Pérez, y de igual manera, José García de la Foz.

Diversas teorías

Hay expertos que dicen que para limpiar el origen del héroe se le adjudicó el origen leonés

«Desde este punto de vista, es lógico que al señor De Otero no le agrade que confundan a Guzmán el Bueno como a un personaje castellano (sobre todo sabiendo que los leoneses no se sienten identificados al día de hoy con los castellanos)», advierte la cronista tarifeña, demostrando que conoce los entresijos de esta Comunidad. Pero luego añade: «Ahora bien, también hay que decir en honor a la verdad, que hay algunos autores que defienden la teoría de que no hay ninguna prueba fehaciente de que Guzmán el Bueno hubiera nacido en León. Es el caso del investigador Wenceslao Segura González», sostiene.

En el documental de la historiadora Bettany Hughes When the Moors Ruled in Europe se dice que cabe la posibilidad de que Guzmán el Bueno fuera árabe. De hecho, hay autores que defienden que en 1521 el sexto duque de Medina Sidonia encargó a Pedro Barrantes Maldonado un estudio genealógico de su familia (Alonso Pérez de Guzmán fundó la casa de Medina Sidonia). Según han explicado algunos especialistas en la materia, Barrantes adolece de muchas manipulaciones históricas y al no saber el lugar de nacimiento de Guzmán (o sabiéndolo y no le gustara y para que su historia fuese «limpiada»), alteró sus orígenes, dándole una procedencia noble, y por eso expuso que León era el lugar de nacimiento.

Así, como expone la experta Candelaria Muñoz, si sería leonés, sevillano o norteafricano, sigue siendo objeto de discusión. Puestos a elegir, doctores tiene la iglesia. Aunque, como la Historia ahora es un tuit, habrá que conformarse con que Guzmán siga siendo bueno.

Guzmán: bueno, sí, ¿y si era norteafricano?
Comentarios