jueves 09.07.2020
MÚSICA

Hallan una pieza musical inédita de Evaristo Fernández

La partitura fue donada al Consistorio de Astorga por un profesor de la ULE.
Hallan una pieza musical inédita de Evaristo Fernández

El Ayuntamiento de Astorga recibió ayer la donación de una partitura inédita del compositor astorgano Evaristo Fernández Blanco. Lo hizo a manos del Luis Panizo, profesor de la Universidad de León, que encontró esta hoja con la partitura en el legado que le han dejado sus dos abuelos astorganos.

Bajo el título de Suspiros de brisa y rumor de besos, se trata de una serenata para piano y canto en ritmo ternario y La mayor, que apenas supera los 40 segundos de duración. En la parte trasera está firmada por Evaristo Fernández Blanco y Magín Revillo Fuertes y dedicada «con afecto y admiración» a la señorita Aurora García Aguilera.

A falta de un estudio en detalle, todo apunta que la creación de la partitura musical fue obra del compositor astorgano, mientras que la letra de la canción, que comienza diciendo «Érase una noche perfumada por los nardos…», se cree que pudo ser realizada por Magín Revillo Fuertes al estar el documento firmado por ambos.

Esta pieza musical, que ya forma parte del archivo municipal de Astorga tras el acuerdo rubricado ayer por Arsenio García y Luis Panizo, asegurando este último que «mejor lugar que esta ciudad no se me ocurre para dejar este documento y añadir un pequeño granito de arena de uno y de otro», deberá ser analizado por expertos en la materia para corroborar que este hallazgo se trata de una composición hasta el momento inédita de Evaristo Fernández Blanco y que sea de su autoría.

Panizo explicó que su hermano se encontró esta hoja con la partitura buscando entre los documentos que habían heredado de sus abuelos astorganos. No obstante, desconoce el por qué podían tenerlo, aunque cree que al tener su abuela relación con personas importantes de la ciudad en su época pudo recibir este documento por parte del alguno de ellas.

Por otro lado, la partitura plantea otras dos incógnitas. Primero, la fecha de la misma, de la que no aparece ninguna referencia y de la que se duda por la diferencia de edad entre el compositor astorgano y el poeta que escribió la letra de la canción. La segunda de las incógnitas es la mujer a la que está dedicada esta pieza musical, puesto que tras las primeras investigaciones no han encontrado nada sobre quién puede ser.

Una de las cosas que llama la atención de la partitura es la caligrafía musical, que tras ser analizada por distintos expertos y comparada con otras obras de Evaristo Fernández Blanco, todos coinciden en que se trata de una creación del compositor astorgano.

A juicio del alcalde la ciudad, es una «pequeña guinda musical» que llega justo en el mes en el que Astorga está realizando un homenaje a Evaristo Fernández Blanco con diferentes actos, ya que no se trata de nada preparado. Por el momento, este documento quedará en el depósito del archivo municipal para disfrute de los astorganos y para que se pueda proseguir con el estudio del mismo.

Mientras tanto, Astorga continúa reconociendo la labor realizada por este compositor. Ayer lo hizo con la presentación de un libro de Julia María Martínez sobre la vida de Evaristo y con la inauguración de una exposición en la Casa Panero sobre la vida y obra del compositor que podrá ser visitada hasta mañana.

Asimismo, el próximo lunes 22 tendrá lugar un concierto memorial a Evaristo en el Teatro Municipal Manuel Gullón a las 20.00 horas con la interpretación de sus mejores composiciones. Las entradas para este recital tienen un precio de 7 euros y se pueden adquirir hoy y mañana en la Oficina de Consumo de la ciudad y en las taquillas del teatro el día de la actuación.

Hallan una pieza musical inédita de Evaristo Fernández