sábado 23/10/21

El ILC proyecta crear rutas de la etnografía leonesa

Son las joyas humildes de la provincia, estructuras que hicieron girar la economía rural más ancestral y quye ahora la Diputación salva de la desaparición. Este año invertirá 200.000 euros
DL

Hórreos en Balboa, Besande, Cantajeira, Castañeiras-Fuente de Oliva, La Laguna de Castilla, Prada de Valdeón y Prioro; una palloza en Campo del Agua; chozos en Fasgar y Pallide; pajares en San Martín del Agostedo; un palomar en Valdesaz de los Oteros, o una fábrica de luz en Vivero de Omaña, serán objeto este año de estas ayudas de la institución provincial para su recuperación, así como un buen número de molinos en Dragonte, Morgovejo, Murias de Paredes, Salientes, Santalla del Bierzo, Silván, Valencia de Don Juan y Velilla de la Valduerna. «La intención es lograr la declaración BIC —Bien de Interés Cultural— de algunos conjuntos etnológicos con el fin de convertirlos en un recurso cultural, patrimonial y turístico». El diputado de Cultura, Pablo López Presa, explica que el objetivo de la nueva inversión del ILC para rescatar la arquitectura tradicional leonesa va más allá del puramente rehabilitador y pone como ejemplo los molinos en Omaña o La Valduerna o los palomares.

En esta campaña, la institución provincial destinará 200.000 euros para 22 proyectos, un reparto que pretende que los proyectos sean capaces de completar de manera óptima la restauración.

Entre los bienes que serán rescatados hay once molinos, siete hórreos, tres chozos, dos pajares, un palomar, una palloza, una ermita con cubierta de paja y una fábrica de luz. ««La arquitectura tradicional es la que sufre un mayor riesgo de desaparición. Su situación es, por decirlo de una manera suave, muy sensible», lamenta López Presa, que explica que el estado de estas joyas del patrimonio es «lamentable». «Además, hemos notado que la sensibilidad con estos bienes es cada vez mayor», añade el diputado, que defiende que la partida se reparta entre los mejores proyectos. «Entendemos las críticas, pero es más beneficioso salvar un bien que poner parches en tres», subraya. Así, revela que de los 83.000 euros que se repartieron entre 14 proyectos en 2019 —con el gobierno del PP— se pasó un año después a 200.000 entre un total de 23—. «Este año es la misma subvención para 27 y la mayoría de las subvenciones asciende a 10.000 euros.

Techumbres vegetales

«La convocatoria incluye la recuperación de techumbres vegetales de paja de centeno»

La inversión responde a la convocatoria de subvenciones para la restauración de la arquitectura tradicional leonesa, que este año ha consolidado el impulso que el equipo de gobierno que preside Eduardo Morán daba el pasado año a esta línea de ayudas al patrimonio rural incrementando la partida presupuestada y abriendo la posibilidad de concurrir a las mismas a pedanías y particulares, además de a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

Pablo López Presa, considera que hacer partícipes de estas subvenciones a las juntas vecinales constituye un acto de justicia con la singularidad de la provincia leonesa, que con sus más de 1.200 juntas vecinales concentra más de un tercio de todas las entidades menores de España. De hecho, ha destacado, «un buen número de las peticiones de restauración registradas tanto el pasado año como en esta convocatoria han sido de pedanías». Asimismo, añadía que se ha constatado un aumento del interés por estas subvenciones, «pues se han registrado casi un 50% más de solicitudes que en el anterior llamamiento».

En concreto, han sido más de 80 los proyectos presentados y 22 los que, de acuerdo a los criterios de selección, han resultado beneficiarios, una decena de ellos de juntas vecinales, nueve de particulares y tres de ayuntamientos. «El objetivo de estas ayudas es ayudar a las entidades más pequeñas a recuperar y poner en valor ese patrimonio tradicional que convive con la enorme riqueza monumental de esta provincia; hace solo unos días el ILC anunciaba una importante inversión, de seis millones de euros, para más de una treintena de intervenciones en la arquitectura monumental y ahora queremos presentar este impulso a los proyectos de restauración de edificios propiedad de ayuntamientos, pedanías y particulares».

Asimismo, y como novedad, esta convocatoria incluye la recuperación de techumbres vegetales, no solo en el sentido de su restauración sino de revertir a cubiertas de paja de centeno aquellos edificios que ya no las tienen pero que, por su morfología o por existir testimonios al respecto, contaron con ellas en su día. Esta modificación permitirá así la recuperación de la cubierta de una ermita en Robledo de Omaña, en el municipio de Riello, un proyecto presentado por un particular que recibirá 10.000 euros de subvención.

El ILC de la Diputación provincial financia el 80% del importe de las obras hasta un máximo de 10.000 euros.

El ILC proyecta crear rutas de la etnografía leonesa
Comentarios