martes. 29.11.2022

Contra la izquierda sentimental

Juan Carlos Girauta presenta mañana en Botines su último libro, una radiografía de la sociedad actual, acompañado de Marcos de Quinto y José María Rojas
                      Juan Carlos Girauta durante una intervención en el pleno del Congreso de los Diputados. MARISCAL
Juan Carlos Girauta durante una intervención en el pleno del Congreso de los Diputados. MARISCAL

Si en el matiz puede esconderse parte de la verdad, Sentimentales, ofendidos, mediocres y agresivos, el nuevo libro de Juan Carlos Girauta (Barcelona, 1961), podría tener uno, en el que si no se salva del todo sí se advierte que hay una izquierda anterior, reconocible y presente en nombres propios actuales, militantes, que no hace falta ni mencionar, sobre la que Girauta hace un diagnóstico: «La izquierda anterior está callada, porque no sabe qué hacer. O desnortada porque no tiene alternativa», afirma.

Mañana hablará Girauta, ex diputado y portavoz de Ciudadanos, de su libro (19.30 horas. Museo Casa Botines Gaudí), en el que más que despacharse a gusto, como podría indicar un título que requiere de cuatro adjetivos más el epígrafe de Radiografía de la sociedad actual, prefiere el análisis, en el que justifica sus tesis con posiciones a favor y en contra. A favor del conocimiento, la lectura, el formarse de manera rigurosa en torno a la Historia y la política y sociedad actual. Y en contra de lo que él considera la guerra cultural en la que la izquierda actual ejerce una hegemonía manipuladora.

Como en el libro utiliza la fórmula literaria de dirigirse a alguien, en concreto a un joven, la pregunta llega al instante de si para la juventud actual un libro no será un formato inadecuado. Salta la primera sorpresa porque Girauta sí se imagina a un joven con un libro en las manos y ávido de despertar su conocimiento y ampliarlo.

«Una cosa es que el libro vaya dirigido al joven como forma que marca el estilo. Pero no quiere decir que solo sea para los jóvenes, porque es para todo el mundo. Uno de los objetivos es ofrecer un punto de vista, en este caso sobre la sociedad actual. Y los jóvenes, por mi experiencia como profesor, a veces son más sinceros y pueden estar más abiertos, menos influidos», asegura.

A partir de ahí el lector se encontrará con un libro en el que se alerta y se explica. Por ejemplo, subyace sobre todo la defensa de la libertad, la de conocimiento, pensamiento y opinión. «Un joven debería leer y saber que la libertad y los derechos fundamentales que se dan en España o en Europa, en el conjunto cronológico de la Historia, son una anomalía. Pero que lo lea por su cuenta en libros, porque el sistema educativo no se lo aportará», afirma. Y es que Girauta detesta los clichés actuales, «porque desde la ignorancia lo único que va a pasar es que se repitan», asegura.

Hay por tanto en su discurso la denuncia del apropiacionismo cultural por parte de la izquierda. Que aunque hable de la radical, generaliza afirmando que «ha sufrido una mutación que la hace irreconocible. Se ve cuando defiende lo identitario y antes era universalista», relata, refiriéndose a esa rendición al secesionismo como uno de los hechos corroborados que se dan en la actualidad aunque solo sea para conservar el poder. Pero el libro aporta estudio e Historia y contexto. Puede partir de Rousseau o Hobbes pero a su debido tiempo llevará desde la comprensión y la lógica a la izquierda y la derecha. Así que conviene sumergirse en este Sentimentales, ofendidos, mediocres y agresivos para atar los cabos necesarios, incluso para no estar ni a favor. Para pensar si el alarmismo climático, el movimiento woke, el indigenismo... y otros clichés actuales son alimento de la democracia radical contra la democracia que se sabe que funcionó. Y conocerán a Laclau.

Contra la izquierda sentimental
Comentarios