domingo 17/10/21
Entre el mito y la historia

José Ángel Mañas: «Pelayo es nuestro rey Arturo»

Pelayo es un gran héroe nacional que no ha tenido el aura del rey Arturo. El escritor José Ángel Mañas presenta en León la novela sobre el caudillo que lideró la Reconquista. Está convencido de que el cine se va a interesar por un personaje que, históricamente, «es más importante que el Cid».

Lugar: Museo Sierra-Pambley. Plaza de Regla, 4.

Hora: 19.00.

 

El autor de Historias del Kronen, historiador de formación, se ha ido a la Reconquista. Le interesaba esta época y encontró al mejor personaje posible, Pelayo, un héroe «más importante y extraordinario», sostiene, que el mismísimo Cid. Da igual —dice— si en Covadonga lucharon 200 o 200.000. «La importancia histórica es la misma, como punto de arranque de la Reconquista».

José Ángel Mañas, que acaba de bajar del pedestal a ‘Doña Emilia’ en su libro Una conversación con Emilia Pardo Bazán, una entrevista ficcionada en la que el autor se mete hasta en el cuarto de baño de su casa madrileña, ha tenido que suplir con talento las lagunas históricas y las escasas y siempre poco fiables fuentes medievales —básicamente los textos árabes y las crónicas alfonsinas— para armar el relato de ¡Pelayo! (La Esfera de los Libros). Mañas presenta hoy su novela, acompañado por el escritor y periodista Emilio Gancedo, a las 19.00 horas en el Museo Sierra-Pambley; una historia que toca muy de cerca a León.

La gesta

«No pongo cifras en Covadonga. Covadonga es la madre de todas las batallas españolas»

Mañas (Madrid, 1971), que ha repasado la identidad española en clave histórica en sus novelas Conquistadores de lo imposible, Episodios republicanos y El Hispano, sobre el cerco de Numancia, se cuestionó cómo era posible que los romanos tardaran 200 años en conquistar Hispania y los árabes se hicieran con la Península en unos meses.

«Ocurrió como en la conquista española de América, que los nativos no tenían una sociedad organizada». Y en el año 711 hay un nombre incuestionable: Pelayo. Un caudillo emboscado en los Picos de Europa combatiendo a los invasores. El primer rey mítico y cristiano. Pelayo ganó la primera batalla de la cristiandad contra los árabes. Mientras historiadores y escritores han engrandecido la figura del rey Arturo, «Pelayo, que es un gran héroe nacional, no ha tenido esa leyenda», asegura el escritor.

Para el autor de Alejandro Magno y el secreto del Oráculo fue un auténtico descubrimiento indagar sobre la participación de Pelayo, como espadario (una especie de guarda de corps) del rey Rodrigo, en la batalla de Guadalete —inicio de la conquista musulmana—, así como su viaje a la Córdoba ‘ocupada’, para protestar por el pago de tributos.

Una guerra fraternal

La novela tiene una narradora muy especial, Adosinda, la hermana de Pelayo, a la que el autor retrata frustrada a la sombra del líder, porque, es posible que el héroe de Covadonga no tuviera inicialmente ambiciones de poder y ella sí. «Vista la relación que supuestamente tuvo Adosinda con Munuza (gobernador musulmán del norte de Hispania), debía ser una mujer ambiciosa. Me parecía un punto de vista original».

El autor de Todos iremos al paraíso aclara que en el siglo VIII todo es «nebuloso», pero que el contexto de la historia está perfectamente documentado. «Respetando lo que se sabe de Pelayo, he buscado la mayor verosimilitud». Sin embargo, admite que le interesa más la leyenda que la historia. «No pongo cifras en Covadonga. Lo importante es que es una batalla épica. Covadonga es la madre de todas las batallas españolas».

Frente a los negacionistas, los historiadores que consideran cuestionable la existencia del considerado primer monarcas asturiano y minimizan la batalla de Covadonga como una escaramuza, el escritor madrileño ha optado por «la versión épica y glamurosa».

Mañas está convencido de que habrá una película sobre Pelayo. «Sospecho que se hará», asegura. Recuerda que el actor y director Mel Gibson viajó en 2019 a Asturias y se interesó por el personaje. No le importaría adaptar el guion —ganó un Goya al mejor guion adaptado con Historias del Kronen—, aunque asegura que «en España hay muy buenos guionistas». «He metido elementos nuevos que pueden potenciar el mito, lo que es muy atractivo para un cineasta».

Hace recuento y sentencia que tampoco tenemos tantos héroes; y de la mayoría, se ha escrito mucho y su historia ha sido llevada al cine o a la pequeña pantalla, como es el caso de Hernán Cortés, El Cid, el Gran Capitán, Viriato o Cabeza de Vaca.

José Ángel Mañas: «Pelayo es nuestro rey Arturo»
Comentarios