miércoles 28/7/21

«La consejera debe disolver la Fundación Siglo»

Eva González Sancho y la consejera Alicia García el día de la presentación de la primera como directora del Musac.

«Si la consejera fuera responsable, despediría a todos los directivos de la Fundación Siglo en lugar de buscar chivos expiatorios». El comisario internacional y hasta ahora miembro del comité artístico del Musac, Octavio Zaya, aseguró ayer que la decisión no ha sido el arrebato momentáneo de tres personas. «Insisto en que todo esto lo llevamos arrastrando desde hace tiempo», manifiesta el comisario del pabellón español en la Bienal de Venecia. «Al principio, tuvimos la gran suerte de contar con Silvia Clemente, que realmente tuvo un interés especial por el arte contemporáneo, pero a partir del momento en el que se fue, todo cambio», sostiene.

Zaya asegura que la Fundación Siglo ha interferido de manera constante en cuestiones de dirección. «No puede ser que un político se meta en cómo se emplea el dinero del museo. Para eso, no necesitan un director, que nombren un albacea», denuncia el comisario, para quien resulta «impresentable» la actitud de la Junta. «No nos han dejado otra alternativa», asegura.

Octavio Zaya, que tiene pendiente una exposición en el Musac de Luis Camnitzer — «estaba emplazado para discutir del tema, pero desde que se marchó Agustín Pérez Rubio no se han firmado contratos»—, recuerda que ya pensaron en dimitir con la salida del anterior director. «Todo se complicaba de día en día, la Fundación cada vez tenía más presencia y la función del director se iba recortando», recuerda. El comisario, que ha acercado al Musac a artistas de la talla de Shirin Neshat o Ceryth Wyn Evans, defiende que la situación actual que vive el Musac no tiene «ni pies ni cabeza». «Un director está para dirigir. Yo no conozco ningún caso de falta de profesionalidad y respeto como la que se ha tenido con Eva (González Sancho)», precisa, y alega que no se pueden justificar imposturas acudiendo a falsos argumentos. «Realmente, nos ha puesto en una situación irreversible», aclara. Octavio Zaya subraya que desde la Fundación Siglo se llegó a decir al director del Musac si podía o no publicar un libro o si cumplir un determinado programa. «Yo, disolvería la Fundación Siglo, que ha sido nefasta», declara el comisario, que asegura no esperar demasiado. «No soy tan naif».

Polémica antigua

Por su parte, el director de Casa Encendida, José Guirao, declaraba ayer que su dimisión se debe al hecho de que el funcionamiento de la Fundación con el Museo no era la correcta. «Son problemas estructurales, no puntuales y ya se lo habíamos comentado a los responsables de la Fundación», manifiesta Guirao, que asegura que, a pesar de todo, en la Junta siempre les han ofrecido una actitud amable y correcta. «El caso es que con Eva se agudizaron los problemas que comenzaron con Rafael Doctor y Agustín Pérez Rubio», precisa, y se muestra conciliador al decir que tal vez no hayan sabido hacerlo. «Puede que los que lleguen lo sepan hacer mejor», sostiene.

José Guirao considera que el Musac ha sido un gran proyecto donde los sistemas de gestión han fallado en los últimos años. «Me gustaría que la institución siguiera siendo eso mismo, una gran institución y que esta crisis sirva para arreglar los problemas y no para hundir el museo», reflexiona.

El director de Casa Encendida subraya que dimitir es una acción que no apetece. «No me gustan los problemas. Yo siempre he sentido la necesidad de ponerme en el papel del otro. Yo siempre he pensado que si no estás dispuesto a escuchar, no debes opinar. Yo siempre escucho», asegura. Y es que José Guirao asegura que el comité avisó hace un mes y medio. «Hablé con José Ramón Alonso y le dije que había problemas, pero no pasó nada. Hace tres semanas le hicimos llegar nuestra queja a la consejera por una persona interpuesta y nunca recibimos respuesta», relata.

«La consejera debe disolver la Fundación Siglo»
Comentarios