miércoles 21.08.2019

La mirada de Cordeiro

El Instituto Leonés de Cultura muestra la obra del fotógrafo portugués, que vivió en Astorga y retrató la vida y las gentes de la provincia a finales del XIX y principios del XX
La mirada de Cordeiro
«José María Cordeiro Alvés dedicó cincuenta años de su vida a retratar la vida leonesa y maragata: sus personajes, fiestas, monumentos y paisajes», explica Isabel Barrionuevo, comisaria de la exposición que el Instituto Leonés de Cultura muestra en la Sala Provincia desde hoy y hasta el próximo día 30 de agosto, en la que se ofrecen un centenar de las fotografías que a lo largo de medio siglo tomó el que está considerado pionero de la fotografía en León. Una exposición que recoge las fotografías originales del autor, gracias a la colaboración de instituciones y familias leonesas, y a la colaboración de los nietos del fotógrafo, José y Dolores Cordeiro Robles, y de su bisnieta, Camino Cordero Arija. José Manuel Cordeiro (1835-1917) nació en la aldea portuguesa de Escarigo cuatro años antes de que se mostrara en París el daguerrotipo (el primer procedimiento que dio a conocer la fotografía); y llegó a León al parecer en 1893, concretamente a Astorga, desde donde enviaba a Gaudí las fotos del Palacio Episcopal para que el arquitecto catalán fuera controlando la evolución de las obras. En la capital maragata fue corresponsal de la revista ilustrada Nuevo Mundo, que se editaba en Madrid a principios del siglo XX; y desde allí realizó infinidad de retratos (muchos de ellos en el popular formato carte de visite); además de paisajes, monumentos, ex-votos; o encargos de fotografía científica, como las epigrafías romanas para los estudios de Marcelo Macías. La mayor parte de la obra que se muestra en esta singular exposición se realizó entre 1871 y 1915; y refleja a toda una generación de leoneses, y de paisajes de aquella provincia en el cambio de siglo.

La mirada de Cordeiro