viernes 06.12.2019

«El comercio hizo de Riello el centro de estas montañas»

José María Hidalgo presenta hoy junto a Julio Llamazares su libro sobre el concejo
«El comercio hizo de Riello el centro de estas montañas»

Actualmente Riello es una pequeña cabecera comarcal que centraliza varios servicios de la zona baja de Omaña, y donde el turismo rural empieza a tener su importancia. La despoblación lleva haciendo desde hace cuatro décadas mella fortísima en todo el área, una de las zonas, por otra parte, más bellas y «auténticas», con un sistema de aldeas prototípico de León y una fuerte pervivencia del habla leonesa hasta hace bien poco.

Pero hubo un día en el que Riello era el centro de referencia ineludible para toda la gente de la Montaña Occidental gracias a sus pujantes comercios y sus concurridas ferias; y toda esa historia de ascenso y caída la narra el omañés José María Hidalgo en Villamor de Riello. Un antiguo concejo leonés en la comarca de Omaña , libro editado por el asombrosamente activo Club Xeitu que hoy se presenta en la localidad y que ha sido prologado por el escritor Julio Llamazares, cuya presencia está prevista en el acto.

«Tenía apuntes de muchas cosas de antes, pero sobre todo historias que se contaban en casa, que habían llegado hasta mí por tradición oral», comenta Hidalgo, quien en esta obra hace un repaso por todos y cada uno de los alcaldes que ha tenido Riello desde 1899.

Gracias a la ayuda de los vecinos del municipio, que le fueron prestando información y fotografías históricas, y a una intensa labor de documentación, José María Hidalgo acabó por reunir una gran cantidad de datos e imágenes que fraguaron en este libro. Y así se fue enterando de muchas cosas que desconocía aunque versasen sobre su propia familia, por ejemplo, que uno de sus bisabuelos, Antonio Hidalgo Álvarez, también había sido alcalde además de juez.

Los cuatro concejos. «El libro trata sobre la historia del llamado «concejo de Villamor de Riello», que era uno de los cuatro que formaban la comarca junto a los sonoros nombres de «La Lomba de Campestredo», «Los Cilleros» y «Omaña». «En un principio, Riello no era la capital de su concejo, sino que era Villarín», indica Hidalgo, asegurando que el hecho de ser cruce de caminos acabó haciendo de Riello «un centro comercial indispensable».

«Lacianiegos, babianos, riberanos, asturianos, hasta gallegos y representantes comerciales de Madrid y el resto de España pasaban por Riello», informa Hidalgo, recordando que firmas tan conocidas en los cuarenta y cincuenta como la textil Tamburini tenían allí su casa para toda la provincia. La apertura de la carretera León-Caboalles tuvo mucho que ver con el boom .

Una eclosión que, como en tantas otras zonas, se paró en seco en los sesenta, aunque aguantó hasta los setenta. «La declaración de -˜comarca de acción especial-™, en los ochenta, llegó tarde», narra Hidalgo en un libro en el que también pueden leerse anécdotas tan curiosas como que, tanto en el alzamiento de Primo de Rivera como en el de Franco, «se despidió a los concejales y fueron los propios cabos de la Guardia Civil los que presidieron el pleno».

«El comercio hizo de Riello el centro de estas montañas»