martes 22/9/20

Lassalle: Si no hay reforma fiscal no hay mecenazgo»

Asegura que la decisión del gobierno «democratiza» esta figura.

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, aseguró ayer durante una intervención en el Hay Festival de la literatura y las artes de Segovia que «si no hay reforma fiscal, si no hay instrumentos fiscales contenidos en una legislación, no hay mecenazgo». En una conversación con el periodista y escritor Jesús Ruiz Mantilla, el también autor de ensayos como Liberales, al ser preguntado por el público sobre por qué se ha aparcado la Ley de Mecenazgo y si no le parecía poco estético que la Ley de Reforma Fiscal fuera la que introdujera medidas para incentivar las donaciones, ha subrayado que, de esta forma, el mecenazgo se democratiza y se abre a la sociedad. Lassalle ha mantenido que «el mecenazgo es esencialmente una política fiscal que permite a la sociedad incorporarse a la responsabilidad de decidir sobre la cultura».

En su opinión, «si no hay política fiscal, si no hay incentivos, no hay deducciones, no hay mecenazgo», a la vez que ha insistido en destacar que un mecenas podrá ser cualquier persona, «no un señor con mucho dinero o una gran sociedad». Lassalle ha continuado explicando que las medidas que incorpora la Ley de Reforma Fiscal «generan toda una legislación sobre mecenazgo como probablemente nunca se ha dado en nuestro país, por la amplitud del ámbito que abarca».

Ha destacado lo que, a su juicio, es un fenómeno que algunos han estado reclamando durante mucho tiempo, como el «crowdfunding» o financiación masiva, el micromecenazgo, «que supone una auténtica democratización en el ejercicio del mecenazgo», ha matizado. Como ejemplo, ha sostenido que, a partir de ahora, «gracias a esta legislación», se va a poder desgravar el 75% de los 150 primeros euros que cualquier persona dedique a la cultura.

Artes escénicas

Asimismo, como puntos positivos habló de la extensión del mecenazgo al ámbito de las artes escénicas, antes sólo para el cine, o que se eleva en diez puntos la deducción de IRPF en el impuesto de sociedades, lo que supone «toda una estrategia que articula un modelo de financiación que es lo que se considera mecenazgo». Para Lassalle «si no hay deducciones hay retórica, si no hay legislación fiscal que promueva mecenazgo hay retórica». Añadió que «lo que este país necesita, si queremos respaldar el mecenazgo, son instrumentos fiscales que permitan una política de mecenazgo, podemos estar más o menos de acuerdo con los porcentajes». Además, en su opinión, en la Ley de Reforma Fiscal, «hay toda una serie de transversalidad de legislación de mecenazgo como no la ha habido nunca a la hora de promocionarlo en el ámbito cultural de este país».

Citó como ejemplo la modificación de la Ley de Fundaciones, para facilitar la creación de estas organizaciones, «que contribuye también al mecenazgo», ha indicado a la vez de insistir en que se trata de «una batería de medidas aglutinadas dentro de una reforma fiscal, como el ámbito de racionalización de la Administración se enfoca en distintas leyes, en un paquete normativo». En otro momento de la charla, Lassalle manifestó que la crisis que estamos viviendo probablemente sea la más profunda que la que se vivió en los años 30 y, entonces, las democracias liberales en Europa agonizaron y desaparecieron.

Lassalle: Si no hay reforma fiscal no hay mecenazgo»