domingo. 05.02.2023

Lectura fácil, el Paraíso perdido y mucha música tras la pandemia

Recuperar el tiempo perdido. Las salas de León que habitualmente programan teatro y conciertos ya tienen prácticamente cerrado el primer semestre. La cultura quiere pasar página a la ‘sequía’ que provocó la pandemia.
                      La formación Tiento Nuevo abre la programación de las Músicas Históricas este mes en el Auditorio Ciudad de León. NOAH SHAYE
La formación Tiento Nuevo abre la programación de las Músicas Históricas este mes en el Auditorio Ciudad de León. NOAH SHAYE

Las salas de León quieren dar la nota. La mayoría de las que ofrecen música en directo ya tienen cerradas fechas hasta mayo. El Auditorio Ciudad de León, pendiente de anunciar aún los espectáculos de la Red de Teatros del primer semestre, ya tiene programados más de una treintena de eventos, la mayoría musicales.

El nuevo ciclo de Músicas Históricas, que hace el número veinte, arranca el 19 de este mes en el Auditorio con Tiento Nuevo, la formación que dirige el clavecinista Ignacio Prego, y contará con el gran violonchelista Steven Isserlis. El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) ha programado una temporada con seis conciertos y un gran protagonista: el compositor Juan Francés de Iribarren. Se trata de un gran ‘desconocido’, pese a que el músico navarro fue uno de los más grandes compositores españoles de los dos primeros tercios del siglo XVIII. Como es habitual en los ciclos de las Músicas Históricas, se recuperará una obra olvidada, en este caso de Iribarren, a la que dará «nueva vida» Concerto 1700, grupo residente del CNDM, dirigido por Daniel Pinteño, con la soprano María Espada. El ciclo lo completan Eduardo López Banzo, Anacronía, L’Estro d’Orfeo y la Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca. El Auditorio también acogerá el ciclo Maestros Internacionales, organizado por Eutherpe, con once conciertos entre el 8 de enero y el 15 de octubre. En el mismo escenario tocarán Quique González (4 de febrero) y los leoneses Café Quijano (18 de marzo).

De la mano del Centro Dramático Nacional llegará una de las obras más esperadas de la temporada, Lectura fácil, adaptación teatral de la novela homónima de Cristina Morales, con dramaturgia y dirección de Alberto San Juan. Una bomba diseñada para reventar el concepto de discapacidad y reivindicar el derecho de todo lo vivo a gobernarse a sí mismo. Cuatro mujeres sometidas a tutela por los servicios públicos de bienestar. Una de ellas escapa. Una jueza la persigue. Una historia intensamente cómica y trágica donde el cuerpo es el centro de todo, el lugar de la opresión y el único lugar desde el que es posible emanciparse.

De la mano también del Centro Dramático Nacional, el 26 de abril recalará en el Auditorio Paraíso perdido, basado en el poema épico homónimo de John Milton,con texto y dramaturgia de Helena Tornero y Andrés Lima y dirigido por Andrés Lima. Narra la trágica caída del hombre tras cometer el pecado original, pero ahora también incluye la visión del diablo, reivindicado por los románticos como el héroe verdadero. Un Satanás que simboliza el rebelde que se subleva contra la tiranía del cielo y el poder absoluto que posee Dios, tejiendo una rebelión fracasada, cuyas consecuencias condicionarán el destino del hombre y de la mujer.

Con mucho humor

En el plano cómico el Auditorio acogerá a Álex O’Dogherty (15 de enero), La Ruina, con Tomás Fuentes e Ignasi Taltavull (18 de febrero), Martita de Graná (21 de abril), Álex Clavero (2 de junio), Ángel Martín (11 de noviembre) y Comandante Lara (18 de noviembre).

Tras el éxito de festivales como Monoloco o el Bresh, en junio llega la primera edición de León Vive Festival, dos días de conciertos en el Campo Hípico. La cita es el 29 y 30 de junio, en plenas fiestas de San Juan. La primera jornada, dedicada a la música urbana, incluye el Bresh y a los artistas Ayax y Prok, Hens, Pole, Walls y la rapera Villano Antillano. El día 30, en un cartel completamente indie-rock, figuran Carlos Sadness, Besmaya, Malmö 040, Veintiuno, Ters, Don Flúor y Carlos Bru. El 15 de marzo, el Palacio de Exposiciones —que en noviembre acogerá el Hallowindie y en diciembre el Purple—, albergará Makinando, presentado por Fernandisco, con Luisen Merino y los DJ Alberto Castro y Luis Miguel Morán. Espacio Vías tiene programados los conciertos de Gente Muerta y Catalina Grande Piñón, Biznaga, Rufus T. Firefly, The Buzz Lovers, Victorian Freak, Sons of Aguirre, No Konforme y La Fuga. Por el Gran Café desfilarán Vega, Ede, Poncho K, Pedrá (tributo a Extremoduro), Neon Collective (tributo a Coldplay, Bowie y Oasis) y Carlos Chaouen.

La sala Black Bourbon tiene programados Invadeath, Teksuo, Fernando Arteaga y Saray Murciego, Suena Jaleo, Hurracos Massacre, Metalskala, Always my Fault y Aisha. En el Babylon actuarán Black Toska y Mr. Zarro, Stafas, Fuzz, Mamá Ladilla, Fiesta Mardi Grass, John Duer & The Blues Freaks, Diego Vasallo, Screaming With Doctors, Solar Corona, Zalomon Grass y Jane Lee Hooker. En Studio 54 actuarán Benito Kamelas, Alba Reche, Kulto Kultibo y Lágrimas de Sangre.

A esta programación provisional hay que añadir el teatro infantil de los fines de semana en el Teatro San Francisco, así como los ciclos de teatro y los conciertos de El Albéitar.

Lectura fácil, el Paraíso perdido y mucha música tras la pandemia
Comentarios