martes 29/9/20

Lecturas de papel pausado

Escritores de la provincia leonesa realizan un encuentro en defensa de los libros impresos 
Foto de familia de escritores y amantes de las letras en el acto. FERNANDO OTERO
Foto de familia de escritores y amantes de las letras en el acto. FERNANDO OTERO

Escritores leoneses y amantes de las letras organizaron ayer un acto para defender los libros de papel. Los autores quisieron realizar un homenaje a la cultura y la literatura para «dejar que se escuche» y recuperar el mundo del libro saliendo a la calle.

Ramiro Pinto, escritor y coordinador del acto, explicó que su idea es poder difundir los libros y la palabra por todos los pueblos y ciudades en su formato en papel.

«En una ciudad como León, donde el símbolo es un león rampante, los libros tienen que salir rampantes», señaló el coordinador.

Los árboles de la plaza de Salvador del Nido acogerán en sus ramas durante una semana los libros de escritores para reivindicar el papel de la lectura en la sociedad.

«Escogimos el árbol como símbolo de vida de donde vienen y florecen los libros. De hecho, el nombre de la campaña se llama Florecen los libros porque nosotros sembramos la palabra y la poesía, y ahora queremos que crezcan los libros», expresa Pinto.

En cuanto al formato digital, el coordinador afirma que este tipo de obras forman parte del mundo del libro, pero están encadenados dentro de un ordenador, donde la transmisión es rápida. En el mundo digital, falta el reposo, según denuncian. Los escritores apostillan que la digitalización de la cultura lleva a un mundo, donde todo transcurre y se transmite rápido y fugazmente.

«La digitalización de la cultura está llevando en muchas ocasiones al ruido informativo y al ruido de la palabras. Los escritores buscamos su canto, su belleza, su sosiego para recuperar la tertulia y el encuentro como valores primordiales», espeta.

La performance se realizó enfrente del café Bellas Artes, donde anteriormente se exponía un mural. «En esta plaza hubo hace tiempo un mural con una frase de Martín Luther King que decía que aunque mañana fuera el fin del mundo, hoy plantaría un manzano. Nosotros pase lo que pase y aunque mañana sea el fin del mundo, queremos sembrar libros y que lo coseche la cultura, la literatura y las futuras generaciones. Nuestro deseo es que este legado permanezca», reivindica el escritor. Por ello, el conjunto de escritores recordó la importancia de la difusión y la visibilidad de las obras literarias, especialmente los autores menos conocidos.

«Estos libros son pequeños y de autores de León que muchas veces son marginados. No obstante, hay que entender la imagen poética de que lo pequeño es una semilla de lo grande. Transmitir y comunicar es nuestro fin», cuenta Pinto.

Precisamente para dar difusión, la agrupación de escritores está preparando varios eventos con recitales en diversos pueblos de la provincia para reivindicar la importancia del libro en papel.

La agrupación cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de León y de pueblos leoneses para difundir su mensaje. «Reivindicamos los libros como parte de la cultura e imagen de los pueblos y ciudades y de la gente y la calle», afirma Ramiro Pinto.

El mundo del libro y los autores sigue defendiendo la quietud y el legado del papel. En 2008 la Feria de Fráncfort, el mayor evento editorial del mundo, vaticinó que en 2018 sería la caída del formato físico. Doce años después el ebook no solo no superó al formato tradicional, sino que está en aumento e incluso, se ha recuperado. El futuro ya está aquí y la profecía no se ha cumplido. Al final, el ‘sorpasso’ nunca se produjo y en el caso de que algún día muriesen los libros parece que no será el ebook.

Lecturas de papel pausado