sábado 16/10/21
Arte dramático

La lengua leonesa que se reivindica en el XXI

El renacido y único grupo teatral en lengua leonesa El Cudoxu lanza su nueva obra ‘La revolución de las pumarialas’
Roberto González Quevedo, y su rigurosa labor de investigación en torno a la lengua leonesa, es uno de los grandes referentes. J. F. S.

«Tamos a tiempo de salvar el planeta», así en lleunés no tiene mucho que diferenciarse del español o castellano, pero es la lengua leonesa que se mantiene, y que tiene de entrañable lo reivindicativo y en manos de el Cudoxu una lucha contra gigantes, pero se puede decir que hay lleuneses por el mundo. El Cudoxu es un grupo de teatro que ahora vuelve con un nuevo proyecto, y lo bueno es que lo impulsan leoneses que viven en Chile, en Madrid... Y los que lo hablan, en cualquier lugar de la provincia leonesa. No saben que lo hablan, o creen que hablan mal su habla. Y alguien les podría decir que en ellos se atesora la sabiduría de los pueblos, las que se aprendió de pequeño cuando el verano perfecto era ir a las vacas con el tío Marcelo, por ejemplo.

Ahora regresan Cudoxu con La revolución de las pumarialas.

Y recordando otras de sus obras, decían, como lo hacían al Diario de León: «La acogida fue extraordinaria. Mira, venían las viechinas (las viejinas) a ver la obra y decían: Parl.lan cumu nós, a macháu (‘hablan como nosotros, sin cortarlo fino’)». Que era la forma en la que los miembros del grupo de teatro El Cudoxu, de Palacios del Sil, se mostraban sorprendidos de la acogida.

Impulso a una lengua

«En los años 80 hubo un gran resurgir de la literatura en lengua vernácula», dice González

Se trataba de una comedia costumbrista que presentaba la particularidad de estar escrita y representada en el idioma del país, el asturleonés occidental, y que no sólo triunfó en el concechu palaciegu sino también en todo el área, y aún en lugares más lejanos. Las palabras citadas son de Francisco González-Banfi, autor del texto y quien hoy volverá a dirigir al grupo El Cudoxu en un entrañable acto de homenaje a quien fuera la matriarca de las letras en asturleonés, la escritora Eva González (Palacios del Sil, 1918-León, 2007).

Visto ahora, sería hasta una buena iniciativa para adornar el verano que se nos viene recurrir a iniciativas de este calado costumbrista y que escarba en las entrañas leonesas, y que parece sin ser esnobista parecido a lo que pasa en Asturias o Galicia, en donde hasta el acento propio resulta más cercano para los leoneses que cuando escuchan a los de aquí hablar como sus padres.

Pioneros destacados

‘Poesías ya cuentus na nuesa tsingua’ es el hito que debería estar en las estanterías leonesas

Al hilo de todo esto, y con respecto a otra obra anterior, el propio autor rememora: «En los años 80 hubo un gran resurgir de la literatura en lengua vernácula —reflexiona González-Banfi—. Cuando escribí la obra ya se habían publicado tres libros de la colección, Na nuesa tsingua de Eva Gonzalez y su hijo Roberto. Recuerdo cómo surgió esa fascinación por todo aquel universo de Palacios, de una riqueza extraordinaria, con lengua, costumbres, música y baile propios, que hasta entonces sólo había captado de manera inconsciente. Aunque tres de mis abuelos son de Palacios, yo vivía en Madrid y sólo pasaba los veranos en el pueblo: la nuesa l.lingua tenía el poder de transportarme a aquel universo maravilloso, de gentes y naturaleza fuera de lo común. Éramos todos muy jóvenes, llenos de ilusión e ingenuidad. Cuando íbamos de farra utilizábamos la l.lingua para reírnos y pasar un rato prestoso… Entonces pensé, ¿por qué no mostrar aquella singularidad en una obra de teatro donde pasarlo bien? Y así acometimos la empresa. Formamos el grupo de comediantes El Cudoxu con gente muy joven, y estrenamos la obra en Palacios en 1984. Pensar que ya han pasado 34 años de su estreno me produce una sensación de vértigo... Parece mentira que haya pasado tanto tiempo y tan rápido».

Y en este momento, conviene recordar a Roberto González y a su madre Eva, porque fueron los primeros en atreverse a publicar en lengua leonesa. Asunto que puede ser tan minoritario, como mayoritarios los palos que pueden caer por un quítame allá ese término, como matizaba el propio Roberto, y eso que como lema vital se mueve siempre en términos de respeto. Pero madre e hijo, esto es, Eva González y Roberto González-Quevedo, se embarcaron en la aventura literaria de publicar en leonés. Y así fue como llegaron a Poesías ya cuentus na nuesa tsingua, un hito que debería estar en las estanterias de cualquier lector leonés.

La lengua leonesa que se reivindica en el XXI
Comentarios